“Hide-and-Seek” propuesta de Galería silvestre para a3bandas

by • 5 mayo, 2015 • Exposiciones, Festival, Madrid, PinturaComments (0)1771

Hide-and-Seek es la propuesta de la galería silvestre para la actual edición de a3bandas. Comisariada por Nerea Ubieto, forman parte de la muestra tres artistas: Irene González, Iker Lemos y Miguel Marina; Las obras que nos presentan muestran paraderos transitorios, escondites, como alude el título de la exposición. Se ha optado por el término del pasatiempo infantil en inglés, hide-and-seek, porque subraya la dualidad implícita en el juego de la vida, siempre pivotando entre la reflexión y la creación, la búsqueda y el encierro, la exploración y la espera.

iker lemos

Si algo caracteriza a todo ser humano, es la búsqueda de un espacio en el que sentirnos cómodos. Necesitamos unas paredes que nos acojan, un ambiente que nos inspire, un contexto propicio para forjar nuestra identidad y favorecer la realización de metas propias. Unos no paran de buscarlas, pues para ellos la estabilidad exige ser móvil y una vez se han adaptado a un lugar concreto, necesitan volver a cambiar. En cambio, otros se aferran a ciertos emplazamientos para que el resto de sus parcelas vitales funcionen, la casa se convierte en refugio.

De igual forma, los aislamientos mentales también pueden resultar un lastre. Acudir una y otra vez a los mismos escenarios que un día fueron significativos o traumáticos supone un claro recorte de la libertad del momento. El pasado nos marca de manera inevitable, pero debemos controlar la constancia de su reverberación para permitir el flujo natural del presente. Es decir, los escondites -espaciales y mentales- necesarios para la reflexión y el despliegue de la intimidad, no tienen que impedirnos seguir buscando, por muy ventajoso que parezca quedarse donde se está.

Irene Gonzalez

Irene González nos presenta una serie de pinturas en blanco y negro, En la caverna de la infancia seguimos aterrados, espacios de la niñez que todavía seguimos visitando a menudo. En ellas, las jóvenes protagonistas habitan estancias que pertenecen a un supuesto hogar.

El término caverna remite a lo íntimo y profundo de nuestro ser, pero también está relacionado con lo oscuro e inaccesible. El sitio que un día fue centro de juegos y sorpresas, también lo fue de miedos. Por eso, no solo volvemos a él para avivar los recuerdos, sino también cuando inconscientemente emergen nuestros temores.

La propuesta de Miguel Marina, en su trabajo La cabaña, es la de continuar a la caza de espacios de recogimiento o incluso de edificarlos con nuestros propios medios, en esa búsqueda de nuevas experiencias. “La cabaña” se inspira en el libro del filósofo inglés Henri David Thoreau, Walden, en el que Thoreau narra los dos años, dos meses y dos días que vivió en una cabaña construida por él mismo, cercana al lago que le da nombre al relato. Este proyecto de vida solitaria en el bosque, en el que es necesario reinventarse para sobrevivir, lleva a Marina a reflexionar sobre la necesidad de disponer de un lugar para la creación.

miguel marina

La representación de la cabaña en sí, es tan solo una de las soluciones formales por las que ha optado el artista, pero en realidad el concepto está ligado a cualquier tipo de espacio que podamos considerar nuestro pequeño templo de pensamiento

El requerimiento de cambiar de ciudad en un periodo de tiempo bastante reducido es la razón que impulsa a Iker Lemos a plantear la necesidad metafórica de poseer un espacio portátil para poder transportarlo de un lugar a otro. Su obra Construcción nómada, es una suerte de caseta efímera que el artista identifica con su espacio personal. No importan las mudanzas que podamos experimentar, hay algo que siempre nos llevamos con nosotros: la intimidad de los ambientes.

Artistas: Irene González, Iker Lemos y Miguel Marina
Fechas: del 11 de abril al 17 de mayo de 2015
Lugar: Galería silvestre. Madrid

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *