Interrupciones. Tiempo suspendido

by • 10 noviembre, 2020 • Exposiciones, MurciaComments (0)839

El grupo curatorial 1erEscalón propone una relectura del tiempo suspendido en la exposición Interrupciones. Tiempo suspendido, que puede visitarse en la Sala de Columnas del Palacio Almudí del Ayuntamiento de Murcia hasta el próximo mes de enero.

Vista de sala con obras de Coco Guzmán, Ana Martínez y Lorenzo Sandoval

El proyecto, en el que participan diez artistas, reflexiona sobre la capacidad del arte, a través de diferentes poéticas y representaciones, de proponer nuevos modos de entender el tiempo. Así, Lorena Amorós, Eduardo Balanza, María Carbonell, Miguel Fructuoso, Coco Guzmán, Ana Martínez, Javier Pividal, Sergio Porlán, Lorenzo Sandoval y Virginia Villaplana abordan la cuestión de la interrupción, en un momento ceniciento en el que el mundo se ha visto detenido, paralizado.

Así explican los comisarios el concepto detrás del proyecto:

El tiempo se mueve siempre hacia delante, de modo inexorable. Los minutos pasan y el calendario avanza. Pero hay momentos en que sentimos que los días se espesan, que las horas se alargan, que el pasado no acaba de marcharse o que el futuro tarda demasiado en llegar. A esa experiencia afectiva del tiempo la denominamos “temporalidad”. Una temporalidad que en estos días se está transformando. La pandemia ha suspendido el futuro y nos hemos quedado varados en la historia, en un presente extraño e incómodo que no sabemos cuándo acabará. Sentimos hoy que el tiempo se ha frenado. Y la interrupción nos ha paralizado y ha vaciado de sentido el presente.

Vista de sala con obras de María Carbonell, Sergio Porlán y Javier Pividal

El arte contemporáneo, desde sus inicios, se ha caracterizado precisamente por la interrupción. Frente a los ritmos desbocados y acelerados del mundo actual, los artistas no han cesado de generar espacios y experiencias de detención, demora y alteración de la temporalidad. Ante la obra de arte, el tiempo se frena y se dilata. Pero su detención no tiene que ver con esa parálisis y embotamiento que vivimos estos días. El tiempo que genera el arte es un tiempo cargado de sentido, una parada necesaria para poder avanzar. 

En este momento extraño en el que no sabemos hacia dónde ir y cómo emprender un camino, los artistas de esta exposición, a través de poéticas, obsesiones y modos de hacer singulares, proponen modalidades alternativas de habitar el tiempo suspendido. La toma de conciencia del proceso, la memoria, el anacronismo, la discontinuidad, la toma de conciencia de la fragilidad del presente o la imaginación de un futuro incierto… atraviesan sus obras para poner en juego experiencias temporales que transforman ese tiempo suspendido, vacío y sin espesor en tiempo cargado de potencia, convirtiendo el cronos que nos domina y nos devora, en kairós, instante pleno y oportuno en el que emerge lo posible.

Fechas: Hasta enero de 2021
Lugar: Sala de Columnas – Palacio Almudí, Murcia

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *