Irina Dumitrascu Magurean en The Nomad Creative Projects

by • 6 noviembre, 2018 • ThenomadcreativeprojectsComments (0)231

‏Irina Dumitrascu Magurean  es una fotógrafa rumana cuyo tema central es la luz en los tiempos modernos y sus múltiples facetas. Las obras mismas difieren en términos técnicos (fotografía en blanco y negro, polaroid), pero también varían en perspectiva visual y enfoque.

Irina Dora

Para ella, la fotografía es una diversión cuya conexión se remonta a su juventud. La fotografía tiene un lugar en su vida diaria. Ella trabaja con polaroids, herramienta de memoria o prueba de ausencia / presencia. Es un medio que le permite mucha flexibilidad.

Las fotografías de Irina son abstractas. Por este tratamiento, ella quiere establecer una distancia. La imagen plantea preguntas. El sujeto ya no es reconocido.


Cada serie es una nueva historia experimental que expande la mirada del espectador. Su intención es colocar la fotografía en una nueva relación con el público.

Trabajar con polaroids ha hecho que sus fotos sean pocas pero efectivas. Las imágenes tomadas son momentos de la vida que atraen su atención como una palabra o una escena callejera.

Las diferentes series son como un acertijo, como en “Humanscape” donde cada uno intenta reconstituir el cuerpo íntimo con algunas líneas. Algunas series son eróticas pero revelan el cuerpo solo al enmarcarlas. El cuerpo es como un paisaje. Sin querer dar un alcance sexual a sus fotos, Irina Dora elabora cada foto hecha del cuerpo tomada desde diferentes ángulos. Este cuerpo hace que este “paisaje” sea más profundo y continuo. La fotógrafa quiere enfatizar la textura y el espacio ocupado. Lo mejor es que el espectador juegue con imaginación.

Irina Dora

Su trabajo minimalista pero pictórico al mismo tiempo recorta intuitivamente la realidad. Cada narra la vida “De la luz”. Irina Dumitrascu Magurean la fotografía en diferentes espacios para capturar su propagación y sus cambios en el espacio interior. Ella percibe ciertos cortes que se adhieren a la esencia de la imagen. La decoración cambia La luz reacciona y se convierte en mensajes. Irina Dora desarrolla un viaje iniciático en situaciones cotidianas fascinantes.

En su trabajo o en su galería de arte “Cámara”, ella almacena rastros y sentimientos. Estos recuerdos cuentan la memoria diaria. Ella interactúa con la fotografía con objetos y sentimientos. Se apropia de las técnicas fotográficas para representar imágenes tangibles de la memoria efímera.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *