Juanjo Martínez Cánovas: I.V.E (Inferus Vacuus Est)

by • 16 marzo, 2018 • Exposiciones, Murcia, PinturaComments (0)3143

“La seriedad es un continente misterioso del cuerpo que sirve para ocultar los defectos de la mente”.
Laurence Sterne /de La Rochefoucauld

No puede existir mejor emplazamiento que la Ermita de San Roque en Fuente Álamo (Murcia) para que Juanjo Martínez Cánovas (Murcia – 1980) nos presente, a través de este nuevo proyecto, su particular visión de ese lugar mental y moral llamado Infierno. Desde una perspectiva política comprometida y una responsabilidad social interiorizada, el artista recrea un tártaro vacío, deshabitado en el que sus habitantes demoniacos se han mudado aquí y ahora, en el presente, a la tierra. El infierno está vacío y todos los demonios están aquí relataba Shakespeare en ‘La Tempestad’.

Juanjo Martínez Cánovas

Evitando caer en cualquier suerte de mecanismo soteriológico, Martínez Cánovas parte del clasicismo tardo-renacentista que se desprende de los textos y emblemas de Ripa y Alciato. Adoptando el mismo método relacional, basado fundamentalmente en la alegoría, elabora un nuevo diccionario visual para revisitar los males del mundo contemporáneo. Mediante un sistema de atribuciones y asociaciones precisas, los tradicionales 7 Pecados Capitales quedan encarnados en nuestros mas excesivos dirigentes, personas influyentes y políticos

Juanjo Martínez Cánovas

La muestra se articula en torno a una pieza hegemónica que a modo de gran tríptico infernal dialoga con siete pequeñas tablas por las que transitan la Avaricia, la Ira, la Soberbia, la Pereza, la Lujuria, la Envidia y la Gula. Acompañan al discurso tres tablas alegóricas y tres dibujos de personajes fantásticos, que se sitúan como antecedentes del proyecto. Su interés radica fundamentalmente en la capacidad para poner de manifiesto el punto de origen de la idea y el lugar al cual el artista ha conseguido llegar.

Juanjo Martínez Cánovas

Precisamente partiendo de una herencia clasicista en la línea y la ejecución, desde una idealización canónica del cuerpo avalada por un virtuosismo técnico, el artista se auto-pervierte para sobrepasar el expresionismo y alcanzar lo terrorífico. El tremendo componente irónico-crítico, la visión ácida y la inteligencia escurridiza, aportan una componente Cómico-Feroz, según la clasificación de Baudelaire1, y desencadena la risa, catártica y liberadora.

Juanjo Martínez Cánovas

Para Bergson La Risa es una respuesta que se circunscribe exclusivamente al ámbito de lo humano y por lo tanto se erige como un rasgo distintivo de la inteligencia. Ese proceso del intelecto será justamente el que consiga aislarnos del sentimiento y solo mediante ese distanciamiento será posible reír. Por este mismo motivo, la risa no deja de ser sino un ente cultural que alcanza sus más altas cotas de efectividad cuando el poeta, el artista con dotes miméticas, sea capaz de representar, de mostrar, de poner al descubierto, los vicios de los otros. El vicio cómico, dirá Bergson: por íntimamente que se una a las personas, siempre conserva su existencia independiente y simple y siempre será el personaje central…2

Juanjo Martínez Cánovas

Martínez Cánovas ha conseguido un perfecto equilibrio entre un tratamiento academicista, que permanece reconocible en la perfección y exquisitez del trazo o en el detallismo de los retratos y un deseo por apartarse de la mímesis más convencional. Abraza de este modo un estilo cercano al Lowbrow Art o mas exactamente a su evolución, en lo que se ha venido a denominar Surrealismo Pop, y se sumerge de lleno en los “bajos fondos” de la cultura, deformando los volúmenes e introduciendo elementos icónicamente legibles desde la cotidianeidad.

El verdadero artista es aquel que habiendo superado la técnica ha decidido emprender un camino personal, asumiendo los riesgos que esto conlleva, adoptando la experimentación como vía, la prueba y por que no el error como estrategia, para evolucionar y alcanzar un crecimiento tanto en el terreno artístico como en el personal. Martínez Cánovas escapa de la severidad, de lo grave que impone y dicta la “alta cultura” para pasar a comer una hamburguesa de McDonald’s con una mano, mientras con la otra lee a Proust.

1-Charles Baudelaire – Lo cómico y la caricatura – Visor – Madrid -1989
2- Henri Bergson – La Risa: Ensayo sobre el significado de la comicidad – Ed. Godot – 2016 -Buenos Aires.

Artista: Juanjo Martínez Cánovas
Fechas: del 23 de marzo al 29 de abril de 2018
Lugar: Ermita de San Roque – Fuente Álamo – Murcia

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *