Julio Blancas y Carlos Nicanor en el TEA. “OSMOSIS. Blancas+Nicanor”

by • 24 marzo, 2015 • Centros de arte, Dibujo, Escultura, Exposiciones, Instalación, TenerifeComments (0)3870

Frasco Pinto (Director de Galería Artizar) y Dalia de la Rosa (comisaria y coordinadora del programa Fisuras dentro del Festival Sitio. Artes en el Espacio Privado) comisarian la muestra Osmosis. Blancas +Nicanor en el TEA Tenerife Espacio de las Artes. Una muestra de la que todo el mundo debería estar hablando, no solo por el trabajo -a nivel individual- de los artistas, Julio Blancas y Carlos Nicanor, y la excelente labor curatorial, sino también por el trabajo realizado en conjunto, del proyecto que surge gracias a la complicidad entre ambos artistas y su buen entendimiento: un acercamiento estético y conceptual, espontáneo; sus intereses plásticos les han llevado por una senda común, y desde el inicio del proyecto, no han cesado de confrontarse hasta alcanzar un equilibrio. Osmosis es lo que se ve y lo que esconde cada obra, sacando a la superficie un sistema de relaciones complejo y delicado entre dos creadores antagónicos y complementarios.

TEA

LOS ARTISTAS

Julio Blancas. Dibuja casi exclusivamente con lápiz y grafito, sobre diversas superficies; a través de la repetición de la línea sus superficies se vuelven opacas. Un trazo realizado siempre con grafito refleja con precisión las gradaciones lumínicas y da pie a formas que surgen de la opacidad, de la totalidad del negro, gracias a una exquisita organización de la superficie establecida para que el reflejo y el brillo de la luz exterior termine la obra. Blancas trabaja con los argumentos de la memoria. Su fuente de inspiración: la naturaleza. Simula espacios naturales, pero son paisajes mentales, ordenados con un sentido fuertemente estructural del resultado, lo que responde a una intención y un significado.

Carlos Nicanor. Escultor próximo al dadaísmo de Arp y Duchamp. Obras de naturaleza poética, objetos autosuficientes, entidades cerradas con las que para comunicarnos es imprescindible una clave cultural. En los últimos años la plástica de Nicanor ha dado un giro hacia formas que oscilan entre materias orgánicas y artificiales, pero que son identificables con el lenguaje que lleva gestando más de una década, y que son la base de su actual trabajo.

Blancas + Nicanor

Julio Blancas trabaja desde hace años sobre antenas parabólicas de diversas dimensiones a modo de “objeto encontrado” que interviene recortando, puliendo o dibujando con grafito. En Osmosis presentará varias de estas obras de su producción más reciente: las formas cóncavas y la trama del grafito crean un efecto casi hipnótico en el espectador. Este tipo de trabajos entran en diálogo directo con algunas de las obras de Nicanor, como Aeonium: hexágono de forma cóncava, forma constante en la obra de Nicanor. Representa el aprovechamiento máximo del espacio en la naturaleza.

Forma cóncava que dialoga con las parabólicas de Blancas, pero que además representa un enigma matemático, pues sin pentágonos en la ecuación no es posible lograr dicha concavidad. (Imagen: Blancas – Nicanor).

TEST DE RORSCHARCH

Ya desde el principio del proyecto, se hablaba del trabajo de ambos como una especie de test de Rorschach, ya que todos vemos en sus obras lo que queremos ver o lo que nosotros mismos ponemos en ellas. Con este concepto en mente Nicanor realizó este test remitiéndonos a las superficies de grafito de Julio Blancas. Las manchas planas adquieren unos relieves casi geológicos. (Imagen: Nicanor-Blancas).

NUDOS GORDIANOS

Las formas de Julio Blancas se desarrollan desde el despliegue de los nudos gordianos y los bosques abigarrados de troncos y tramas vegetales, hasta derivar en un paso arriesgado hacia bucles de aluminio recortado que se ensamblan, completan y despliegan de un modo escultórico. Nicanor dota de volumen y tridimensionalidad el concepto de “nudo gordiano” propuesto por Blancas en 2008, con una instalación creada con más de un millar de cables de poliéster negro que se enredan hasta conformar un nudo. (Imagen: Blancas-Nicanor).

Tras desarrollar sus propios “nudos gordianos” Carlos Nicanor, en su búsqueda de un diálogo con Julio Blancas, diseña una trama de círculos concéntricos que será un desencuentro puntual con Blancas. Lucero del Alba es luz y destello, pero también el reflejo de la frustración que surge al chocar con la individualidad creativa del otro; Nicanor convierte esa trama de círculos en afiladas picas.

LUCERO DEL ALBA_NICANOR

OSMOSIS

Blancas y Nicanor, realizan una obra “mano a mano” para la exposición. “Osmosis”. Tras dos años de acercamiento y distanciamiento, ambos alcanzan una comunión creativa en torno a este conjunto. Blancas construye un bosque en todas las etapas del día, y Nicanor crea un refugio en el que habitar dentro de ese hábitat.

Esta es una de las obras que mejor ejemplifica la línea conceptual de Osmosis. En ella los límites de la individualidad de los artistas se diluyen y ambos colaboran en una pieza común: Carlos Nicanor da forma a una esfera inestable que se ve sesgada por una de las concavidades de Julio Blancas, trabajada con grafito como si de un agujero negro se tratase. La obra puede balancearse para ofrecer al espectador todos los matices y reflejos del grafito, aunque siempre acaba volviendo a la misma posición.

OSMOSISJulio Blancas y Carlos Nicanor, son artistas de Galería Artizar.

Artistas: Julio Blancas y Carlos Nicanor
Fechas: del 5 de marzo al 7 de junio de 2015
Lugar: TEA (Tenerife Espacio de las Arte). Tenerife.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *