La Escala – Unmanned Aerial Vehicle: una exposición de Antonio Barea

by • 18 noviembre, 2014 • Exposiciones, La rioja, Logroño, Premios, Proyecto artísticoComments (0)2583

Si alguno de los temas que tradicionalmente ha trabajado el arte nos ha hablado con más fidelidad del desarrollo técnico del momento ese es, sin duda, el paisaje. La relación del hombre-artista con el territorio ha variado con el tiempo y con los avances en la industria y en la mecánica.

LA ESCALA

Esto se puede evidenciar, claramente, buscando diferencias entre las obras de artistas del siglo XIX: de Friedrich, paisajista de lo sublime, a Claude Monet, impresionista; éste último influido no solo por la fotografía sino también por el óleo fabricado industrialmente y vendido en tubo, lo que supuso para el artista poder prescindir de un taller donde elaborar los pigmentos y le brindó la posibilidad de retratar el paisaje en toda su inmediatez.

LA ESCALA_ ANTONIO BAREA

Sin embargo, entre todas las aportaciones, la fotografía es sin duda la que más ha hecho cambiar la percepción que tenemos del paisaje. Sobre todo ligada a otro elemento: la aviación. Al unir ambas técnicas el ser humano dispone de una potente herramienta para conocer el territorio, y utilizar ese conocimiento con diferentes fines: militares, estratégicos, científicos, sociológicos y un largo etcétera. `La escala’ nos aporta una experiencia del territorio y del paisaje totalmente nueva y diferente, donde la objetividad entra en juego, al igual que el pensamiento práctico.

LA ESCALA_ ANTONIO BAREA

En estos parámetros se desarrolla la exposición `La Escala: Unmanned Aerial Vehicle’ de Antonio Barea, ganador del Premio de Apoyo a la Profesionalización de Jóvenes Artistas en la XXIX Muestra de Arte Joven en La Rioja, donde trabaja acerca de esos nuevos modos de entender el paisaje que nos llevan hasta la más absoluta contemporaneidad con la utilización, como `usuarios’, de herramientas de geolocalización para comprender la ciudad y el territorio.

LA ESCALA_ ANTONIO BAREA

Barea trabaja con las posibilidades de los `drones’, entendidos como “artefactos aéreos que gestionan una dilatación del territorio subordinada a la esquematización, la ampliación y la reducción del paisaje y la escala”, sin dejar a recurrir a temas clásicos trabajados por la creación artística de todos los tiempos.

Esta muestra, compuesta por piezas que exploran múltiples disciplinas, eleva al espectador a las alturas para interrogarle sobre el espacio sobre el que se mueve y le muestra, además, lo diferente que puede percibirse la propia realidad, nuestro suelo vital, desde el cielo.

Artista: Antonio Barea
Fechas: Del 10 de octubre al 28 de noviembre de 2014
Lugar: Instituto Riojano de la Juventud (IRJ), Logroño

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *