Laura Salguero “Rara Avis”

by • 23 junio, 2016 • Centros de arte, Dibujo, Escultura, Exposiciones, Instalación, LeónComments (0)1977

“El mundo no perecerá por falta de maravillas, sino por la incapacidad de maravillarse”
J.B.S. Haldane

La necesidad de fascinarnos por las cosas que nos rodean, en un mundo donde reina lo pragmático, es una de las premisas de las increíbles piezas de Laura Salguero. La exposición, titulada “Rara Avis” y que podemos visitar en el Centro Leonés de Arte, reclama el espacio para lo insólito y extraordinario, con piezas que se adentran en el inconsciente humano, evocando emociones, sensaciones, olores que están arraigados en nuestro ser, reclamando un reencantamiento del mundo.

Laura Salguero_Rara Avis

Como si se tratase de uno de los gabinetes de curiosidades o maravillas moderno, en la exposición encontramos series que están protagonizadas por diminutas y fantásticas criaturas en las que mezcla lo mítico, lo salvaje, lo misterioso y surrealista a través de la imaginación.

Laura Salguero_Rara Avis

La exposición

La muestra da comienzo con el retrato del Padre Arintero, fundador del Museo de Ciencias Naturales que tienen los Padres Dominicos en la Virgen del Camino de León y antepasado de Laura Salguero. Junto a él, piezas cedidas por el propio museo, adentran al espectador en una exposición en la que la artista presenta obras inéditas de varias series anteriores, pero también series completas de nueva producción. Ejemplo de esto son las Cianotipias de la serie “Rara Avis” (2016), realizadas según un proceso fotográfico inventado en el XIX basado en la sensibilidad de sales férricas a los rayos ultravioletas y utilizado por primera vez por la botánica británica Anna Atkins. Mediante esta técnica, Salguero registra pequeñas criaturas inventadas como una fascinante colección de maravillas.

Laura Salguero_Rara Avis

Junto a estas encontramos las acuarelas en las que la artista, con ironía, se sirve de su pulsión clasificadora y de la más pura imaginación liberadora en busca de lo extraño y lo excepcional, retratando delicadas aves de dos cabezas y tres ojos que anteriormente había concebido en bronce en “Uno y trino” (2013).

En la misma sala, encontramos los diminutos seres de la serie “Chupópteros” (2014-2016) “una especie mitad homosapiens mitad lepidóptero, con alas de mariposa y cuerpos llenos de deformidades y extravagancias, que ha desarrollado la asombrosa capacidad de adaptarse a cualquier tipo de entorno y cuya inusual apariencia desconcertó a los naturalistas europeos cuando se lo encontraron por primera vez, llegando incluso a ser considerado por algunos como una elaborada fantasía. Esta curiosa especie parasitaria se esconde paciente en cualquier rama, en cualquier hoja o en cualquier rincón para cumplir su cometido: chupar sin necesidad de trabajar. En la actualidad no se considera que se encuentre bajo amenaza, puesto que no tiene predadores”, explica la artista.

Laura Salguero_Rara Avis

En la segunda sala introduce al espectador en los misterios de la “teratología”, la ciencia que estudia los monstruos y las criaturas anómalas, invitando al visitante a convertirse en explorador de lugares imposibles subiendo escaleras, sorteando plantas exóticas o utilizando la lupa para ver mejor todos los detalles de sus especímenes.

Retrata a sus compañeros de taller en la serie “Amundsen” (2014) observando plantas y animales desconocidos, que les infunden temor y atracción al mismo tiempo, haciéndoles reflexionar sobre sí mismos y lo que les rodea. Algo parecido ocurre con las acuarelas de “Terra Ignota” (2014), donde muestra un universo que, en apariencia, nos es ajeno pero por el que os dejamos absorber poco a poco hasta comprenderlo.

Laura Salguero_Rara Avis

En esta misma sala, la artista ha dispuesto un rincón a modo de “sala de estar” junto al cual se despliegan los niños-limón dibujados en acuarela o vaciados en bronce. Bajo el título de “Croatoan” (2015-2016), estos curiosos seres hacen referencia a los moradores de una pequeña colonia británica fundada a finales del siglo XVI en la costa Este de Norteamérica, una colonia que desapareció misteriosamente dejando como única referencia de su existencia la palabra “Croatoan” tallada en un árbol.

Laura Salguero_Rara Avis

Tras esta primera parte donde reina el color y la luz, la exposición se torna más oscura y misteriosa con dos salas donde Salguero juega con la artificialidad de las sombras y la proyección de los objetos en el espacio. Ejemplo de esto es la distribución de la serie “Déjà vu” (2016), con tres piezas hechas a partir de cráneos reales de animales encontrados a los que ha unido un cuerpo antropomórfico modelado en resina. Se trata de pequeños engendros forrados de Terciopelo –rosa, negro y azul–, que despiertan, a un tiempo, atracción y repulsión al igual que todos los monstruos.

Laura Salguero_Rara Avis

La pequeña instalación “Carne Levare” (2013-2014) que remite al carnaval está compuesta por miniaturas revestidas con pieles de toro, realizadas en bronce, que bailan entre huesos rotos de animales en una referencia directa al conocido carnaval de Llamas de la Rivera y que reflejan la destreza de la artista para trabajar el bronce gracias a sus estudios superiores en joyería. Esta idea del espectáculo de calle, el circo o las ferias pobladas de misteriosos vendedores ambulantes y luces de colores, es llevada al extremo gracias a la gran instalación dispuesta en la última sala. En ella, el espectador se encuentra con un gran carromato de dentista en el que ha dispuesto teatralmente su proyecto “Teratodoncias” (2016) una suerte de ortodoncias realizadas en bronce, marfil, cristal y madera bañada en oro, que pretenden poner en evidencia y sacar a la luz nuestro lado más salvaje.

Por último, encontramos “Pasen y vean” (2013), una suerte de circo de los horrores cuyos protagonistas forman parte de ese “minimundo freak” extraordinario, pero a su vez degradante y diferente que conforman el inmenso imaginario artístico de Laura Salguero.

Fechas: Hasta el 13 de julio de 2016
Lugar: Centro Leonés de Arte, León
Créditos de las imágenes: © Pedro Gallego de Lerma Rojo

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *