Los amigos de Liu Dahong en Gao Magee Gallery

by • 11 marzo, 2011 • Exposiciones, Galerías de arte, Madrid, PinturaComments (0)1965

Del 25 de febrero al 9 de abril de 2011. Gao Magee Gallery, Madrid.

Gao Magee Gallery en su papel de “educadora” nos hace comprender mejor el arte contemporáneo chino con su nueva exposición Liu Dahong y sus amigos.  Para ello se vale de la figura Liu Dahong, uno los profesores de Bellas Artes más reconocidos en los círculos artísticos y referencia para muchas generaciones de artistas chinos.

 

La concepción de la serie de pinturas  Buenos amigos (Liangyou), a la que pertenecen las pinturas de esta exposición, proviene del proyecto diseñado para el estudio de Liu Dahong, Shuangbai Studio, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Normal de Shanghai. En este proyecto, tanto él como sus estudiantes invitan a sus amigos a posar para ellos.

Liu Dahong (1962, Shandong, China), uno de los representantes más significativos del New Wave Movement en los 80 en China, siempre ha centrado su trabajo en la identidad, la transformación de la imagen y la reforma del sistema educativo durante el proceso de formación de la China moderna.  De todas sus actuaciones, su foco principal es su experiencia como profesor en los estudios artísticos superiores de China.

La muestra se compone de 14 retratos de los “buenos amigos”, que pueden considerarse como los catorce mentores del artista y sus compañeros de comunicación espiritual. El objetivo de este proyecto es “el encuentro con los amigos”, no las obras en sí mismas. El artista enfatiza la “imago” transmitida en el proceso pictórico no la “descripción” que se plantea en las tesis de la pintura convencional. Buscar la capacidad de apreciación, compartir sentimientos y alcanzar una comunicación profunda.

Shuangbai Studio, establecido por el comunista Liu Dahong, promueve una de las ideas centrales de Partido Comunista Chino: “Permitir que 100 flores florezcan y que cien escuelas de pensamiento compitan”. Por un lado, usa la imaginación utópica de la ideología política para disparar la fuerza positiva necesaria para reformar el sistema educativo artístico. Por otro lado, también nos revela cómo encontrar posibilidades para despertar de la vida cotidiana y sistemática, y participar en la práctica artística y en el acto vital de la creación.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *