Manolo Quejido, gran exposición antológica organizada por el Reina Sofía

by • 21 octubre, 2022 • Exposiciones, Madrid, PinturaComments (0)514

La exposición antológica de Manolo Quejido (Sevilla, 1946) Distancia sin medida repasará la carrera del artista desde sus inicios -en la experimentación geométrica y la poesía concreta, en los primeros años setenta-hasta su producción reciente. Recorrerá los muchos tránsitos de su pintura: de la figuración a las reducciones geometrizantes, de la sobriedad formal a la visita de estilos diversos; o desde el recurso a la paleta completa hasta el empleo exclusivo de una hexacromía que terminará empleando cual alfabeto.

La muestra incluirá los trabajos de gabinete que Quejido ejecutó a su paso, a principios de los setenta, por el Centro de Cálculo de la Universidad Complutense. Si entonces quedaba atento a la secuencia posible de movimientos de una configuración visual dada, pronto transgredirá esas estrechuras normativas para producir figuraciones caprichosas, que le situaron en el grupo madrileño de los esquizos.

Con el paso a los años ochenta Quejido produce una pintura exuberante y colorista, estudiando siempre las tradiciones y vanguardias. El pretexto de aquellos cuadros eran asuntos o pequeñas anécdotas, pero inmediatamente después pasará a abordar solamente la escena: en lo que será una tenaz indagación de ascendencia particularmente velazqueña, el artista se concentrará en el análisis de un espacio de interior, acotado por planos, que compondrá en sus mil maneras de construirse sobre el plano único del lienzo.

Pasará así desde sus reflejos hasta los tabiques que pinta ya en los noventa. Años más tarde, interesado por las paradojas de la banda de Moebius, retomará este estudio, ahora interrogando las discontinuidades del espacio y los abismos al infinito que éstas abren.

En paralelo, Quejido trabaja sobre lo que llama mediación. Ante el apabullante imperio del consumo de objetos e imágenes, acumula vistas ampliadas de etiquetas de producto y ofertas de supermercado, insistiendo en su superficialidad. Y, apuntando hacia lo innombrable que queda al otro lado del papel del periódico y del objetivo de la cámara del reportero, titula como sin nombre su colección de pinturas a partir de fotografías de prensa.

También tendrán cabida en la muestra sus sostenidas reflexiones sobre el pensamiento y la pintura, que le ocupan desde 1974 hasta hoy día: si es que la pintura representa un pensamiento, o lo produce en su propio hacer; si el pensamiento queda denominado en el momento de titular el cuadro, o bien se ilustra cuando la mano va plasmando aquello que el artista máquina. Si un pensamiento es un pensando o algo terminado de pensar; o si, quizás, la historia de la pintura pueda quedar estructurada como un sistema de pensamientos diferenciados. Como en la propia trayectoria del artista, en la exposición estas pesquisas sobre el pintar/pensar quedarán puntuadas por la cuestión de la pintura en sus sentidos, distintos, de actividad y de obra (serie La pintura, desde 2000).

Fechas: Del 20 de octubre de 2022 al 16 de mayo de 2023
Lugar: Palacio de Velázquez. Parque del Retiro, Madrid

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *