Marina Vargas. El cuerpo del Amor

by • 4 diciembre, 2020 • Exposiciones, Galerías de arte, GijónComments (0)672

Marina Vargas finaliza el año exponiendo «El cuerpo del Amor», una muestra individual, comisariada por Óscar Alonso Molina, en la Galería Gema Llamazares.

Óscar Alonso explica en el texto expositivo:

El trabajo de Marina Vargas manifiesta una especial sensibilidad hacia los substratos cristianos y barrocos de su Andalucía natal, así como a los procesos de sincretismo que, desde la religión o el arte, ponen en contacto distintas culturas, por distanciadas geográfica e históricamente que estén. Por todo ello es posible entender toda su actividad como una suerte de anudamiento continuo; y no solo por el aspecto formalmente apretado de sus figuras recurrentes (desde los planos de sus papeles, surcados de líneas casi laberínticas, a sus últimas esculturas diríase atacadas por una metástasis en forma de hongo, de nube o vísceras), sino fundamentalmente porque en la poética de Marina Vargas descubrimos una y otra vez el esfuerzo por atar cabos que en principio parecen distantes, y hacerlo plausiblemente mediante el empleo de líneas de tensión.

Todo el repertorio de la emblemática se convoca en estas piezas donde la tradición cristiana del Antiguo Testamento se amalgama con los mitos grecorromanos, atravesados ambos por los modelos de las formas ornamentales musulmanas, los dioses hindúes, signos arcanos de la santería y la magia, o de la alquimia, las tradiciones populares mejicanas, la artesanía nativa africana y caribeña, las formas del Paleolítico y el Neolítico, e incluso, por qué no, momentos referenciales del arte de todos los tiempos y procedencias, incluido el contemporáneo, que sutilmente hacen su aparición en forma de citas cultas o pequeños guiños al espectador documentado.

El cuerpo y el feminismo suponen el último estrato decisivo que se suma cada vez con mayor fuerza a la densa semántica de sus obras. Como se puede comprobar en esta exposición, donde hemos reunido un grupo de piezas recientes de la artista que recogen ejemplos de su producción dibujística, escultórica y fotográfica, protagonizadas por diosas creadoras y destructoras, que gustan de invertir sus papeles tradicionales y poner en entredicho el papel que el patriarcado les ha asignado históricamente. Desde su condición de mujer –en cuanto cuerpo físico y sujeto político-, Marina Vargas encara –por no decir se enfrenta a- la realidad y lo imaginario partiendo de una sensibilidad y perspectiva específicas, determinada muy conscientemente por cómo es vista ella misma desde el exterior y se le hace verse a sí misma. Toda mirada externa nos construye, reconoce lúcidamente la artista. Y en este juego de direcciones que va organizando el sentido, ella adopta lo que podríamos entender casi como el papel catalizador, transportador, de enlace, entre fuerzas simbólicas y espirituales de la más variada índole: desde el dominio del poder o la economía, a los afectos, la sensibilidad y las pasiones.

Fechas: Del 4 de diciembre 2020 al 30 de enero 2021
Lugar: Gema Llamazares, Gijón – Asturias

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *