Memoria histórica y arte contemporáneo se unen en “Las Hermanitas” de Natxa Pomar

by • 13 marzo, 2014 • Biblioteca, Exposiciones, Museos, Palma de Mallorca, VídeoComments (1)2455

Del 6 de marzo al 6 de abril de 2014. Biblioteca Pública “Can Sales” (zona de documentación e instalación) y Es Baluard (visionado del proyecto), Palma de Mallorca.

En el marco del Festival Miradas de Mujeres, Natxa Pomar (Palma, 1988) ha presentado “Las Hermanitas, una propuesta comisariada por Nekane Aramburu que se ha llevado a cabo gracias a la colaboración entre el museo Es Baluard y la Biblioteca pública “Can Sales”. El título del proyecto hace referencia a cómo se conocía popularmente la Prisión Provincial Femenina de Palma, ubicada junto a la actual biblioteca, que estuvo activa entre 1936 y 1943 y que anteriormente había sido asilo de las Hermanitas de los pobres.


El proyecto se centra en un audiovisual que, a modo de videoinstalación, se proyectó sobre los muros exteriores de “Can Sales”. En el vídeo, han participado más de 70 mujeres poniendo voz a las bonitas cartas que la republicana Matilde Landa escribió a su hija “Carmencilla” durante su reclusión, antes de quitarse la vida tirándose desde la azotea. Si embargo, desde la particularidad de una de las miles de historias que allí se vivieron, “Las Hermanitas” pretende rendir homenaje a todas las mujeres que pasaron por la prisión. A su vez, según Nekane Aramburu, invita a la reflexión sobre la universalidad de las figuras del opresor y del oprimido.

No es la primera vez que Natxa Pomar recupera la memoria histórica a través de su obra. En 2012 presentó “Terra Ignota”, un mapa realizado mediante fotografías y sonidos de las fosas comunes documentadas en Mallorca. De hecho, siguiendo esa línea de trabajo, surgió la idea de “Las Hermanitas”. Así, artista y comisaria no descartan que el proyecto se extienda a otros espacios públicos, como museos o bibliotecas, que también albergaron prisiones durante la Guerra Civil y la posguerra.

Post Relacionado

One Response to Memoria histórica y arte contemporáneo se unen en “Las Hermanitas” de Natxa Pomar

  1. Lluís dice:

    Interesante proyecto. No deja de llamar la atención que unos espacios de transmisión cultura, o como es este caso, de respeto y cuidado de la vejez (un asilo), pasasen a convertirse en espacios de deshumanización de la persona. El suicidio de Matilde nos muestra el extremo al que se llegó en estos casos.

    Esto nos indica que hay que estar alerta siempre, que el mal y la barbarie puede llegar a convivir hasta con formas refinadas de cultura, como lo demuestra también el horror del nazismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *