«No te creo», necesaria reivindicación feminista de Regina José Galindo

by • 14 junio, 2022 • Barcelona, Exposiciones, FeminismoComments (0)633

¿Cuántas mujeres han contado lo que han sufrido y la sociedad les ha dado la espalda?¿Cuántas han tenido que justificarse porque su agresor es considerado un buen ciudadano de puertas para fuera? ¿A cuantas les han dicho, ya sea a la cara o a las espaldas «No te creo»?

La nueva exposición de la artista Regina José Galindo, comisariada por Fernando Gómez de la Cuesta, aborda alguna de estas cuestiones que apelan de manera directa a la lucha feminista, al empoderamiento de la mujer y a la igualdad de género.

Como explica Gómez de la Cuesta, en la exposición podemos ver «una selección de piezas (de combate) que abarcan un periodo cronológico amplio (1999-2022) para dejar en evidencia que, aunque el poder lo disfrace de mil formas, se ha avanzado muy poco en muchos aspectos que deberían ser trascendentales.»

Regina José Galindo. No te creo, 2022
Regina José Galindo, No te creo, 2022.

¿Qué piezas de Regina José Galindo vamos a encontrar en la exposición?

Vamos a hacer un repaso por alguna de las piezas que podremos encontrar en la exposición. Una de las más icónicas, quizá por ser la primera, es la pieza El dolor en un pañuelo (1999), un vídeo en el que se denuncia «una violencia estructural, manifiesta y permanente en contra de las mujeres». El vídeo muestra a Galindo amarrada a una cama vertical, sobre su cuerpo desnudo se proyectan noticias de violaciones y de abusos cometidos contra la mujer en Guatemala.

Otra de las piezas iniciales de la artista es Esperando al príncipe azul (1999), en ella Galindo permanece acostada sobre una cama mientras su cuerpo desnudo aparece oculto tras una sábana nupcial, un tipo de velo que cubre completamente a la mujer a excepción de un pequeño agujero en la tela que deja visible su vagina, un extraño elemento ritual que pretende asegurar que el acto sexual se va a llevar a cabo, única y exclusivamente, con fines reproductivos.

El uso del cuerpo de la mujer como algo desechado aparece en su serie No perdemos nada con nacer (2000) en la que Regina José Galindo es abandonada en el Basurero Municipal de Guatemala completamente desnuda y metida en una bolsa de plástico transparente. Como explica el comisario, «aquí aparece otra característica recurrente en su obra: una deliberada estética de la violencia que conecta con la representación del feminicidio y de la violación.»

Esto lo encontramos, en la acción Estrías (2009), en ella un hombre toma la pierna de la artista y la arrastra por el suelo a la vez que Galindo se aferra al piso de madera con sus uñas, dejando un dramático surco visual, pero también una huella sonora que es amplificada hacia el público mediante unos micrófonos que la creadora lleva pegados a sus manos.

También ocurre en la performance La manada (2018), en la que 7 hombres se masturban en círculo alrededor de la artista, cosificando su cuerpo como un pasivo contenedor de semen.

Quizá, una de sus series recientes más aclamada sea Aparición (2021-2022), en la que la artista encuentra una nueva vía para hablar sobre la violencia física contra las mujeres. Regina José Galindo se mueve entre la visibilización e invisibilización, fantasmagoría y realidad descarnada, ocultación y complejo de culpa…

Una exposición que sin duda nos hará reflexionar sobre nuestra conducta y la de los que nos rodean.

Fechas: Del 18 de junio al 20 de agosto de 2022
Lugar: ADN Galería, Barcelona

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *