Nono Bandera en la Galería Espacio Mínimo

by • 15 marzo, 2011 • Dibujo, Exposiciones, Galerías de arte, MadridComments (0)3088

Del 17 de Marzo al 07 de Abril en la Galería Espacio Mínimo – Madrid.

A partir del Jueves 17 de Marzo Nono Bandera presenta en la Galería Espacio Mínimo «Zweifel». Esta va a ser su sexta exposición en la galería y el artista ha elegido esta palabra alemana que significa incertidumbre para darle título a la exposición. Fue la primera palabra que escuchó el artista al llegar a Berlín y su sonoridad hizo que la apuntara inmediatamente en su libreta.

[flickrset id=»72157626146021431″ thumbnail=»square» overlay=»true» size=»medium»]

Alejándose del ideal de perfección griega pretendido por los dibujos academicistas que le sirven como soporte, NONO BANDERA se distancia de esas limitaciones basadas en el orden y la proporción. El ideal romántico donde desproporción y desorden marcan las pautas se convierte en el motor que genera este trabajo. Desconcertantes escenas se yuxtaponen al clasicismo torpe de los dibujos creando unos conjuntos extraños, obscuros. Así, de forma velada, presente en forma de su ausencia, se manifiesta lo siniestro. Tal y como afirma Eugenio Trías, lo siniestro constituye condición y límite de los bello, si existe una revelación manifiesta de lo siniestro, se destruye el efecto estético. De esta manera, la serie El Arenero, en alusión directa al cuento de E. T. A. Hoffmann recogido por Freud en Lo Siniestro, ilustra a la perfección el modus operandi del artista. En sus propias palabras y continuando con el relato de su visita a Berlín:

Esa misma noche, cenando en casa de una amiga alemana, hablamos de cuentos infantiles y le dije que desde pequeño siempre me gustaron los cuentos nocturnos, sobre todo aquellos que eran siniestros, y ella me contó uno alemán titulado “El Arenero”. En este breve relato aparece la figura de un hombre horrble que iba a ver a los niños que no querían dormirse por la noche para arrojarles arena en los ojos hasta que estos saltaban de sus cuencas dando botes en el suelo. Al día siguiente realicé un dibujo del arenero, pero vestido elegantemente.

Si bien la obra que presenta NONO BANDERA se inicia como en anteriores proyectos artísticos partiendo de obras preexistentes -en este caso concreto, dibujos de una academia de los años cincuenta- alterando y resignificando deliberadamente sus imágenes por medio de repintes y añadidos, el proceso creativo de Zweifel retoma un recurso estilístico planteado ya en su serie This & That (2003) basado en la pintura expandida, donde se fractura la tradicional lectura lineal del cuadro. En este caso, el artista renuncia al límite del marco como contenedor de su obra, trasladando su imaginario personal a las paredes de la Galería en un juego cercano a la pintura mural. De este modo, la pared, convertida en escenografía, condiciona la interpretación de la obra colgada y la sitúa en un contexto determinado. La instalación produce un “efecto matrioska”: por un lado, la imagen dibujada en la pared funciona como estructura hueca donde albergar un nuevo dibujo –representación al carboncillo del vaciado de una escultura clásica-  que, a su vez, acoge la intervención del artista.

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *