Novedades en el Museo Chillida Leku

by • 19 febrero, 2020 • ExposicionesComments (0)357

La primera gran novedad es el arranque del programa de “Obra invitada” que, al menos dos veces al año, pondrá en diálogo las creaciones de Eduardo Chillida con las de sus contemporáneos. La pieza seleccionada para abrir esta nueva línea expositiva será Eye Benches III [Bancos de Ojos] (1996-1997), de la artista francesa Louise Bourgeois. La escultura, formada por dos ojos tallados a partir de un solo bloque de granito negro, podrá visitarse a partir de marzo en la parte boscosa de la campa de Chillida Leku, permaneciendo allí hasta finales de verano.

Louise Bourgeois’s Eye Benches III, installed at Hauser & Wirth Somerset (United Kingdom). © The Easton Foundation-Licensed by VAGA at ARS, New York, and VEGAP, Madrid; Photo_ Jamie Woodley

Los ojos eran una parte del cuerpo recurrente e importante para Bourgeois. La artista sentía que eran metáforas de la verdad, y muy representativos del universo visual en el que ella funcionaba. Como declaró en 1994 “Vivo a través de mis ojos más que a través de mis otros sentidos… ellos comunican sin hablar”. Para Bourgeois, los ojos eran también el símbolo del deseo individual de mirar y de ser mirado por otros, relacionando esto con la seducción, el flirteo y el voyerismo. La artista da al espectador la oportunidad de interactuar y formar parte de la obra al incorporar un banco en la parte posterior de cada ojo, proporcionando al visitante un espacio donde a la vez puede ver y ser visto.

Otra de las novedades expositivas del centro es The Shadow Belongs to Light. Esta muestra, concebida como una continuación de Buscando la luz, toma su nombre del libro de artista editado de forma conjunta por el arquitecto Louis Isadore Kahn y Eduardo Chillida. El volumen vio la luz en 2017, transcurridos quince años desde la muerte del escultor y reúne una selección de textos del propio Louis I. Kahn y una serie de grabados realizados en relieve y sin tinta, a partir de unas planchas aprobadas por Eduardo Chillida en 1993.

Chillida Leku continúa de esta forma su andadura, diez meses después de su plena reapertura al público, sin dejar de lado la filosofía y principios con los que fue concebido e inaugurado por Eduardo Chillida. Estas exposiciones, junto con el programa educativo del museo, conforman así a Chillida Leku como el lugar de referencia para el estudio y el entendimiento de la obra del escultor donostiarra.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *