Nuevos espacios expositivos en el Museo Reina Sofía

by • 19 junio, 2020 • Madrid, MuseosComments (0)487

Comienzan en el Museo Reina Sofía los primeros trabajos para abordar la reestructuración y acondicionamiento de una de las cuatro alas del edificio Sabatini, la orientada al sur y situada en la planta más baja, denominada AO, que, desde hace casi treinta años, ha estado ocupada por servicios privativos, como almacenes o talleres dedicados a distintos oficios.

Vista de sala de la exposición Richard Serra. 1992. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Con esta acción se recupera un espacio de inigualable valor arquitectónico que ya entre 1986 y 1990, entonces como Centro de Arte Reina Sofía, acogió exposiciones temporales de enorme relevancia, como la emblemática Referencias: Un encuentro artístico en el tiempo, comisariada por Carmen Giménez, en 1986 o la dedicada a Jasper Johns o Henri Matisse, en 1988, así como a albergar las Obras maestras de la Colección Phillips de Washington, o de la Colección Beyeler. Cuando después de la remodelación llevada a cabo por José Luis Íñiguez de Onzoño y Antonio Vázquez de Castro, el 31 de octubre de 1990 abre de nuevo sus puertas el edificio, ya como Museo Reina Sofía, el espacio aún acogería importantes muestras: Tàpies. Extensiones de la realidad, en 1990, Carmen Laffón: Bodegones, figuras y Paisajes, y Richard Serra, estas dos últimas ya en 1992.

Treinta años después, aquellos espacios recobrarán su finalidad y se verán reconvertidos, aplicando todas las condiciones técnicas más innovadoras, en espaciosas salas preparadas para acoger al público y a las obras más recientes de la Colección y un apartado especial dedicado Arquitectura. La adecuación de estos espacios, que tiene prevista su finalización en febrero del próximo año, incrementará aproximadamente un 25% el número de obras de los fondos del Museo que podrán ser contempladas por el público a principios del 2021.

Para abordar esta remodelación se ha contado con la ayuda económica del  Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. El 22 de diciembre de 2017 el Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo, y el Museo Reina Sofía, suscribieron un convenio de colaboración para la integración de la Arquitectura dentro del discurso museográfico del Museo y la financiación parcial de los trabajos de redacción de proyectos, la dirección facultativa, así como de la ejecución de las obras necesarias para facilitar el espacio necesario a tal fin por parte de Fomento. Por otra parte, la ayuda concedida al Museo del 1,5% cultural se encuadra en la financiación de trabajos de conservación o enriquecimiento de bienes inmuebles del patrimonio histórico español.

El proyecto tiene un coste global de 1.758.864 euros (impuestos incluidos). De esa cantidad hay que detraer el 1,5% cultural aportado por el Ministerio de Transporte Movilidad y Agenda Urbana, además de otros 439.000 euros, fruto del convenio de colaboración firmado por ese Departamento con el Museo.

Tras la finalización de las obras, el Museo tendrá 21 nuevas salas dedicadas a la Colección permanente y sumará 2.000 metros cuadrados construidos nuevos para zonas públicas con bienes culturales.

 Completar el discurso de la Colección: Arte a partir de los noventa 

Las nuevas salas, que estarán listas para la celebración del 30 cumpleaños del Museo, completarán el discurso de la Colección del Museo Reina Sofía con la exhibición de la parte más contemporánea, a partir de los noventa y hasta la actualidad, en la que se lleva trabajando intensamente en los últimos años. Una época marcada en sus primeros años por aquello que el filósofo francés Jacques Ranciere denominó consenso forzado, por la crisis del 2008 y por la influencia definitiva del feminismo y del ecologismo en el arte de nuestros días. Los fondos contemporáneos del Reina Sofía son muy significativos y, hasta ahora, solo se han podido ver parcialmente en muestras de carácter temporal. Es el momento de ver reunidas obras que han ido poco a poco entrando a formar parte de los fondos, bien a través de compras o de donaciones.

En el nuevo recorrido estarán presentes artistas de dentro y fuera de España como Dora García, Asier Mendizabal, Hito Steyerl, Rosa Barba, Angela Melitopoulos, Chto Delat, Leonor Antunes, Marwan Rechmaoui, Cabello-Carceller, Miriam Cahn, Maja Bajevic, Azucena Veites, Ana Boghiguian, David Bestué o Henrik Olesen: con sus obras se crearán los relatos que sirvan para acercarnos a lo que está ocurriendo hoy.

El arte latinoamericano más reciente tendrá también un hueco en la presentación. Han sido numerosas las donaciones que ha recibido el Reina Sofía en los últimos años (la realizada por Jorge Pérez, la Colección Patricia Phelps de Cisneros, Helga de Alvear o Juan Carlos Verme); las nuevas salas van a permitir ver reunida la obra de Jonathas, Yolanda Andrade, Daniela Ortiz, Sara Ramo, Patricia Esquivias o Juan Javier Salazar.

La presencia de la arquitectura: primordial en el arte moderno y contemporáneo 

La arquitectura entra por la puerta grande en la Colección del Museo y va a ser uno de los pilares en la nueva presentación. Esta disciplina es esencial para entender el arte de los siglos XX y XXI y sin ella no se puede entender la cultura española. Cuando los nuevos espacios abran sus puertas, se va a poner a disposición del visitante material que le va a permitir establecer los vínculos entre las artes visuales y la ciudad: revistas especializadas, material fotográfico, maquetas, proyectos…

Pieza fundamental en el relato va a ser el legado del arquitecto catalán José Antonio Coderch (Barcelona 1913-Esposa, Girona, 1984). Su familia donó al Museo recientemente su archivo compuesto por proyectos, cartas, fotografías y maquetas; muchas de estas piezas podrán ahora verse junto a los archivos de García Paredes y Martín Domínguez.

También van a poder ser mostradas importantes fotografías de Fernando Figueras, como la unidad vecinal de absorción de Hortaleza en Madrid y la maqueta del hotel Las salinas en Lanzarote, así como algunos trabajos de Aizpurua-Labayen; materiales del arquitecto  José Miguel de Prada Poole o de José Luis Iñiguez y Antonio Vázquez de Castro sobre el poblado dirigido de Caño Roto.

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *