Reflexiones sobre el paisaje americano. ONSTAGE: Monuments of Melancholy

by • 15 diciembre, 2014 • Exposiciones, MurciaComments (0)2291

ONSTAGE: Monuments of Melancholy da título a la primera exposición individual de Juanli Carrión en Murcia, comisiariada por Marisol Salanova. ONSTAGE se puede ver en el Centro Párraga desde el pasado 3 de octubre hasta el próximo 20 de febrero.

El trabajo de Juanli Carrión, formulado sobre todo como intervenciones multidisciplinares site-specific, se centra en el paisaje y en el contexto del propio artista estudiando las relaciones y consecuencias de éste, así como los aspectos sociopolíticos implícitos en él. Carrión, a través de su trabajo, da visibilidad a problemáticas concretas que son materializadas a través de una narrativa visual que nos invita a reflexionar sobre nuestro entorno.

Para ONSTAGE, propone una instalación concebida ex profeso para el Centro Párraga donde retoma el proyecto bajo el mismo nombre, comenzado en el año 2010, donde el artista interviene a través de luz artificial en el paisaje del estado de Wyoming, generando como resultado una serie de fotografías, vídeos y audios que podemos encontrar en la exposición.

Unas estructuras de madera conforman el recorrido a seguir para ver la muestra, evocando una escenografía teatral que nos invita a zambullirnos en la historia que nos propone Carrión, a la vez que nos guía en su visita. A su vez, alude a elementos que podemos encontrar en la ciudad americana y configuran parte de su paisaje a través de sus construcciones de madera: andamios, vallas publicitarias o señalización.

Las piezas audiovisuales capturan lugares considerados emblemáticos por los americanos por ser escenarios monumentalizados y convertidos en elementos culturales e históricos, aunque de dudosa veracidad. Lugares que han sido intervenidos visualmente por el artista a través de otro elemento teatral como es la iluminación, recreando estos inciertos capítulos históricos que mezclan historia y fábula y han acabado formando parte de la memoria del país.

De este modo, muestra como estos lugares, generadores de identidad de la sociedad estadounidense, son ofrecidos como verdades absolutas, como parte de una historia creada según unos intereses concretos del poder. En este orden de las cosas, nos invita a reflexionar sobre la construcción de un imaginario que se ofrece como veraz, aspecto aplicable a muchos aspectos de nuestra sociedad donde se generan fundamentos y formas de vida acordes a ideologías determinadas, con las que convivimos y de las que formamos parte sin cuestionarnos la autenticidad y pertinencia de éstas, siendo simplemente una pieza más del puzle del sistema.

Juanli Carrión, en este sentido, desde una obra aparentemente amable y con una producción impecable, repleta de contenidos críticos, nos muestra una realidad con la que convivimos, cómo el estado americano crea historias a partir de fábulas para generar una leyenda a caballo entre la realidad y la ficción que se ajusta a unos intereses determinados, algo que puede resultarnos muy familiar también en otros contextos, tratando problemáticas universales.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *