Reparto equitativo. Omar Jerez y Julia Martínez

by • 24 septiembre, 2021 • PerformanceComments (0)786

«El hombre, bajo el hambre, no es libre jamás; o se vende o claudica. Libertad no es palabra solamente. Con la palabra libertad no se come. Libertad con hambre no es libertad, queremos una libertad con pan; queremos una libertad sin hambre, queremos una libertad sin miseria, queremos una libertad sin privilegios, queremos la igualdad, sí; la libertad y la hermandad entre los hombres» Extracto del discurso del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en el Aniversario del Ataque al Palacio Presidencial, el 13 de marzo de 1959 .

Teniendo estas frases como referencia, los artistas Omar Jerez y Julia Martínez realizaron una crítica performance titulada “Reparto Equitativo”. En ella, los dos artistas se trasladan a la Colonia Tabacalera en Ciudad de México para ejercer una reflexión crítica y directa sobre la existencia en espacios públicos de icónicos símbolos que atentan contra los derechos fundamentales del ser humano.

Todo ser humano tiene derecho a una alimentación adecuada y tiene el derecho fundamental a no padecer hambre, según las normas internacionales de derechos humanos. Mientras se homenajea a personajes totalitaristas como Fidel Castro y Ernesto Che Guevara, en Cuba el hambre asola a los ciudadanos. Un hambre creada por “su revolución”, un hambre que mata.

En Cuba existen 10 alimentos que son prácticamente imposibles de conseguir, como las manzanas, las nueces y frutos secos, la leche, el aceite de oliva, los champiñones, la carne de cerdo, la pechuga de pollo, carne de res, pescados, mariscos y la crema de cacao.

En “Reparto Equitativo”, Omar Jerez y Julia Martínez invitan a la reflexión social y a la crítica sin anestesias a través de una contundente performance donde el acto de comer estos diez alimentos inaccesibles para los ciudadanos comunes, se transforma en un grito silencioso por la Libertad e Integridad del pueblo cubano.

La performance tuvo lugar en la Colonia Tabacalera de Ciudad de México, un lugar donde el pasado 17 de octubre del 2020 fue recolocado, después de ser retirado por carecer de los permisos oficiales, el conjunto escultórico  ”Monumento Encuentro”. Una estatua de 250 kg con Fidel Castro y Ernesto Che Guevara a tamaño real. La elección de la situación del monumento estriba en que a pocos metros de allí se conocieron, en el número 49 de la calle José de Emparán, un primer encuentro que marcaría para siempre el destino del pueblo cubano, ya que tras la reunión Ernesto Che Guevara se sumó al movimiento revolucionario “26 de julio”.

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *