Retrospectiva de Dalí en el Reina Sofía

by • 9 julio, 2013 • Centros de arte, Escultura, Exposiciones, Fotografía, Ilustración, Madrid, Obra gráfica, Pintura, PremiosComments (0)2678

Del 27 de abril hasta el 2 de septiembre de 2013. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid

Más de 200 obras procedentes de importantes instituciones, colecciones privadas y de los tres depositarios principales de la obra de Salvador Dalí: esta es la fórmula elegida por la exposición dedicada al artista acogida en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

 

La Fundación Gala-Salvador Dalí (Figueres), Salvador Dalí Museum de St. Petersburg (Florida) y Museo Reina Sofía (Madrid) han trabajado junto instituciones de primer orden, como el MoMA (Nueva York), de donde se ha traído la significativa obra La persistencia de la memoria (1931); el Philadelphia Museum of Art, que presta Construcción blanda con judías hervidas (Premonición de la guerra civil) (1936); de la Tate Modern ha venido Metamorfosis de Narciso (1937) y de los Musées Royaux des Beaux-Arts de Bélgica, La tentación de San Antonio (1946).

La exposición se compone de once secciones que presentan a los visitantes la personal interpretación surrealista del artista, aportando una nueva mirada, a través de pinturas y dibujos, material documental, fotografías, manuscritos del propio Dalí, revistas, películas y filmaciones de enorme importancia para entender su complejo universo.

El recorrido se construye persiguiendo los impulsos y el inconsciente, donde el método paranoico crítico representa el culmen de toda la exposición.

Así se arranca de las primeras dos secciones “Del vidrio de multiplicar a la putrefacción” y “Autorretratos” a la tercera “La miel es más dulce que la sangre” con entre otras, la película Un perro andaluz (1929), la siguiente dedicada al “Surrealismo” que marca el periodo definido pre-surrealista y donde por fin marca sus primeros pasos surrealistas con obras como El gran masturbador (1929) y La persistencia de la memoria (1930).

Seguramente una de las obsesiones mas profunda del artista ha sido el Angelus de Jean-François Millet (sección número 5) que se convierte para él en “la obra pictórica más turbadora, la más enigmática, la más densa, la más rica en pensamientos inconscientes que jamás ha existido“. Otras dos secciones más dedicadas a “El rostro de la guerra” y “Surrealismo después de 1936”, donde destacan obras como Premonición de la guerra civil (1936) y Un segundo antes del despertar de un sueño provocado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada (1944).

La sección 8 nos lleva a Estados Unidos (América), donde Dalí y Gala residen desde 1940 hasta el 1948: estos años, afectados por el conflicto mundial y la tragedia nuclear de Hiroshima y Nagasaki, dejarán profundas huellas en su obra.

Las ultimas secciones de la exposición están dedicadas a “La vida secreta” con las ilustraciones para el texto dedicado a su vida, los “Escenarios” donde destaca La Tentación de San Antonio (1946) y por último “El enigma estético”, donde el genio artístico de Dalí acaba expandiéndose junto a una atenta mirada a los grandes artistas del pasado como Velázquez o Miguel Ángel.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *