Sala de Ensayo. Pedro G. Romero en Alarcón Criado

by • 24 septiembre, 2018 • Exposiciones, Galerías de arte, Instalación, SevillaComments (0)1337

El pasado 13 de septiembre la galería Alarcón Criado inauguró un nuevo proyecto con el que sigue apostando por nuevos dispositivos y configuraciones artísticas en su programa. Tras el proyecto Tabla de Montaje (que tuvo lugar entre marzo y mayo de este mismo año), Alarcón Criado vuelve a la heterodoxia expositiva con Sala de Ensayo. Un proyecto del artista Pedro G. Romero (Aracena, Huelva, 1964) que, familiarizado con ese concepto de heterodoxia, lleva a cabo una presentación de aquellas lindes comunes entre el arte contemporáneo y el flamenco.

Sala de Ensayo transcurre (parcialmente) de forma paralela a la XX edición de la Bienal de Flamenco de Sevilla. Además, Pedro G. Romero es el artífice de “Las Sabias”, una serie de “actos” de una obra de teatro expandido que conforman el inusual cartel e identidad gráfica para dicho evento. A pesar de que en Alarcón Criado se pueden ver algunas de estas piezas, Sala de Ensayo se enmarca bajo un contexto diferente. ‘El tablao / los tablaos’ es la obra insigne de esta exposición: un tablao conformado por seis paneles, un espejo dividido en seis partes y unos bancos de madera. Pedro G. Romero convierte la galería Alarcón Criado en un espacio de ensayo del baile flamenco. Un espacio al que se adhiere un programa que se extiende hasta la clausura de la exposición y que pretende cargar la Sala de Ensayo de lecciones, debates, ensayos, presentaciones de libros, lecturas dramatizadas, etc. Romero ha contado con la ayuda de los bailaores Javiera de la Fuente y Marco de Ana y con la editiorial Athenaica para coordinar dicho programa.

Pedro G. Romero

Como se puede intuir, ‘El tablao / los tablaos’ no pretende ser una obra que se limite a la observación pasiva, si no que huye del estatismo de forma radical. Una frase que sintetiza bastante bien el espíritu de esta obra la manifestó Marco de Ana en la presentación de la programación: “No se trata de aprender, se trata de compartir”. Pedro G. Romero atribuye dos cometidos principales a ‘El tablao / los tablaos’. Por una parte juega con el término de ensayo como una dualidad conceptista entre la acción de probar antes de accionar y la recogida de ideas de carácter subjetivo. Es decir, dotar a la galería de un carácter experimental. Por otra parte y de forma causal a lo anterior, el artista pretende mostrar la base del iceberg que supone el flamenco en Sevilla. Un mundo del cual sólo se conoce la fase final, la del espectáculo, y que en Sala de Ensayo se muestra en su aspecto más sustancial: el sacrificio de tiempo y esfuerzo oficiado en la precariedad de una infinidad de estudios escondidos tras la ciudad.

Asimismo, Sala de Ensayo  incluye una serie de obras que surgen del Archivo FX. Éste es un proyecto desarrollado por Pedro G. Romero desde finales de los 90 y que recoge “imágenes de la iconoclastia política anti sacramental en España entre 1845 y 1945”. En este caso y como no podía ser de otra manera, se recurre al terreno del flamenco para generar cinco trabajos donde se entremezclan  ciertas excentricidades ocurridas dentro del acervo y la tradición del flamenco. “Los mandamientos” es una pieza colaborativa con Israel Galván (bailaor con el que Pedro trabaja desde el espectáculo “Los zapatos rojos” en la Bienal de Flamenco de 1998) donde se desafía al Decálogo de Vicente Escudero (un supuesto manual para la recuperación y preservación de la pureza en el baile flamenco masculino). “Las marianas” es un vinilo con tres interpretaciones de una “saeta” llevadas a cabo por Cristian Guerrero, Tomás de Perrate y Niño de Elche (que el 25 de septiembre presenta en la Bienal de Flamenco ‘Antología del cante flamenco heterodoxo’, que dirige Pedro G. Romero). La peculiaridad de esta saeta es que es cantada por El Mochuelo en forma de Mariana y no de Saeta, por lo que termina dirigiéndose a la Virgen como si fuera Mariana, nombre de la cabra con la que unos húngaros gitanos hacían espectáculos en la calle y donde tiene origen este palo del flamenco. “Los excéntricos” es una recontextualización de una escena del film de Carlos Saura “Deprisa, deprisa” que se localiza en el Sagrado Corazón de Jesús de Getafe, considerado el centro geográfico de España. “Los palos” están conformados por una serie de placas que recogen refranes y proverbios tradicionales de la cultura flamenca. Por último, “Los imagineros” hace alusión mediante una pieza interactiva a la costumbre que tenía Juan el Camas al romper en varios pedazos las estampas religiosas y repartir esos pedazos entre sus acompañantes en señal de sagrada comunión.

Pedro G. Romero trasciende la dicotomía entre artista y productor/comisario para establecer conexiones entre elementos testimoniales históricos-tradicionales y una perspectiva contemporánea actual. Es en esta perspectiva donde Pedro da cabida a la intervención de otros artistas o personajes que le interesan a la hora de generar un discurso concreto. Un proceso semejante al del desarrollo y la transmisión de la cultura popular (como en el flamenco), donde la autoría pasa a un segundo plano y es la propia contextualización de esos elementos testimoniales y la experimentación lo que se pretende amparar.

Fechas: Hasta el 9 de noviembre de 2018
Lugar: Galería Alarcón Criado, Sevilla

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *