Sergio de Luz: La Ciudad Infinita

by • 2 junio, 2016 • Fotografía, Madrid, PremiosComments (1)2894

El vagabundeo en sueños es otra manera de discurrir. Las imágenes se acumulan impotentes, como objetos en montones dispersos sobre las aceras. Extraña fuerza la de los objetos muertos. Sus formas demoran, mas su función primitiva se perdió hace tiempo, mientras la ciudad que habitan todavía no ha encontrado la suya1.

Catherine François

Sergio de Luz - Dune

En el año 1969 Vito Acconci llevaba a cabo ‘Following Piece’. En ella, el artista elegía aleatoriamente a un individuo que circulaba por la calle para seguirle escrupulosa, obsesivamente, hasta que este desaparecía en un espacio privado. Mediante esta acción Acconci afirmaba un nuevo orden de lo público, una manera diferente de abordar la ciudad, de recorrer sus calles despojado de rutinas, desde la cancelación de la funcionalidad y la negación de la meta.

Sergio de Luz (Madrid – 1978) adopta la deriva como práctica para mapear la ciudad. Desde una perspectiva psicogeográfica, la recorre libre de imposiciones y crea una cartografía propia en la que los puntos de inflexión puedan ser un pálpito, un descubrimiento o una lágrima.

Sergio de Luz - Jaws

Si nos desprendemos de nuestros hábitos, si tratamos de observar el entorno desde otra posición, si nos fijamos en “la luz que se proyecta en la cornisa del balcón por el que pasamos todos los días para ir al trabajo a las 7 de la mañana”, quizás descubramos una realidad alternativa, que estaba ahí para ser revelada. Si el ojo ve y la mente interpreta, existe la posibilidad de mirar con la imaginación y permitir la irrupción de lo inesperado e incluso de lo fantástico, de convertir un escalón en un cuchillo y la ciudad en nuestro particular Bomarzo.

Sergio de Luz - Take me to the moon

Como el maestro Madoz, Sergio de Luz parece querer hablarnos de la existencia propia de los objetos, de los edificios y sus partes, de su vida secreta. Posibilita un viaje de la mirada que nos reta e involucra, nos mueve a interpretar la imagen que se muestra ante nuestros ojos, pero frente a la premeditación del primero, encontramos aquí azar e inmediatez, una suerte de situacionismo poético que pone de manifiesto la transgresión intrínseca al acto de ver algo diferente a lo que se debería ver. Hablamos de imaginación y de libertad.

La pipa que no es una pipa y que parece un avión. Enfrentarse a la imagen desnuda, encontrar el vínculo entre la apariencia y el deseo para finalmente abordar el acto creativo de nombrarla y así, obtener la recompensa de conectar con el imaginario personal del artista, o no.

Sergio de Luz - The zipper

La instantánea como método, amplifica la fantasmagoría pues tiene la capacidad de captar un momento lumínico, una sombra que construye una forma y que un minuto más tarde ha desaparecido, llevándose consigo la ilusión. Como si de un integrante de una Agencia Mágnum de lo extraordinario se tratase, consigue captar la belleza de lo efímero y materializar la impronta de aquello que, desde su fragilidad, nunca existió.

  1. Catherine François – La Ciudad Infinita – Pre-Textos – Valencia 1992.

Artista: Sergio de Luz
Lugar: ‘Impronta’ es un libro de artista que se puede encontrar en diferentes librerías especializadas

Post Relacionado

One Response to Sergio de Luz: La Ciudad Infinita

  1. Nos sentimos muy orgulloso de tenerte y ver y compartir toda tu trayectoria y superación constante.
    Muchos besos Marta y padre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *