Silent-Specific: la ciudad posible

by • 22 enero, 2021 • ExposicionesComments (0)920

La Colectiva. Grupo Curatorial
(Gabriela Azcuy, Dayneris Brito, Jorge Cueto, Lucía González Makowski)

¿Que hace a Silent Specific una muestra sobre la que reflexionar? A propósito de una serie de conferencias sostenidas con la directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno, Nuria Enguita, debimos dialogar con una exhibición que distinguiese por alguna particularidad.

Sandra Ramos

Silent-Specific, inaugurado el pasado 15 de noviembre y aún vigente, es un proyecto in progress curado por René Francisco Rodríguez (La Habana, 1960) – artista, pedagogo, Premio Nacional de Artes Plásticas de Cuba 2010- y Dayneris Brito (La Habana, 1996) –historiadora del arte y comisaria-, que opta por la virtualidad como soporte principal en tiempos en que los formatos artísticos se reinventan en todos los sentidos.

A decir de sus propios curadores, Silent proviene de un caprichoso ajuste de sonido del término “site specific”. En este caso, site es sustituido por una ausencia de obra in situ, una suerte de grito mudo o “gesto silente”; una parodia del propio término al que hace referencia, en tanto busca generar intervenciones públicas en el espacio virtual. En esta paradójica intención, los conceptos de emplazamiento, discurso y sumersión se establecen desde una lejanía de tiempo y espacio. Silent… pretende reinventar las nociones que distinguen las intervenciones de lugar, declara una nueva zona de mediación pública y aspira a que sea una suerte de “cruzada virtual”; un grito colectivo que exprese un sentimiento multigeneracional. Se trata en efecto de reactivar el espíritu intervencionista de los integrantes de las sucesivas Pragmáticas[1], y sumar a otros artistas que han permanecido alrededor de su órbita. En este sentido, Silent… puede considerarse una suerte de nueva edición de la Pragmática, ahora llevada a sus límites.

Alexandre Arrechea

La exhibición surge de una lectura contextual y de una necesidad colectiva de hacer comunidad en una época de aislamiento y pandemia. Noviembre (2020) fue escenario de continuos cambios en Cuba que se dieron desde el ámbito de la contra-censura y la política cultural, y en el cual un numeroso grupo de intelectuales cubanos se declararon de disímiles manera a propósito del enquistamiento institucional que sufre la isla desde hace varias décadas.

Coincidentemente a estos procesos, Silent se proclama a través de una convocatoria que invitó a más de 60 artistas cubanos a imaginar y concebir instalaciones, vallas, grafitis, pinturas murales y proyecciones de video, en función de ser instalados sobre fotografías de espacios reales, en una mezcla entre el mundo real y el virtual. La relación con el trabajo 3D, la realidad aumentada y efectos visuales se convirtió en el factor principal para lograr una conjunción pertinente entre la obra proyectada y la imagen de fondo. Los condicionamientos, en cambio, surgen de las posibilidades de un equipo interdisciplinar conformado por un curador/artista, una curadora, un fotógrafo y los diseñadores 3D, quienes maquetan de conjunto las obras para las distintas plataformas de difusión.

Pedro Vizcaino

Como parte de la muestra, una de a características más interesantes es la implementación de códigos QR ubicados en el espacio físico que ocupa la obra, de modo que la audiencia puede acceder de forma directa a través del website o mediante los QR distribuidos por la ciudad de La Habana, además de los perfiles de Facebook e Instagram que ofrecen un soporte visual inmediato y da cuenta de los avances del proyecto. Con el uso de QR, el espacio concreto queda intervenido por las piezas en la forma de códigos, a la vez que la realidad se implica en el espacio virtual a través de su maquetación, lo que ofrece una relación dialógica entre el lugar y el no-lugar, donde el QR funciona como metonimia.

La virtualidad de Silent… expande de manera ilimitada la creación de obras, tanto en el espacio como en el tiempo, y da la posibilidad de intervenir lugares de la ciudad que por la logística de sus instalaciones no hubiera sido posible. En otro sentido, la muestra prescinde del vínculo con las instituciones para llevar adelante las propuestas de los artistas (tema profundamente sensible en el contexto cubano por la política cultural propia del país); y solo la simbiosis entre el artista y el curador y sus libertades creativas hacen posible la muestra.

Jose Bedia, Cine Yara

Esta ramificación hacia la que se vuelca Silent como proyecto, hizo posible la invitación del crítico y escritor cubano Orlando Hernández (La Habana, 1953) para que creara su propia obra —un metatexto— a partir de Silent-Specific. Orlando ha desdibujado toda una obra literaria a la par de las piezas y sin entablar una relación directa con los artistas , piezas además inéditas y creadas exclusivamente para Silent.

Si hablamos de tipologías curatoriales a tono con las dinámicas de representación que demanda la actualidad, Silent Specific sin dudas es un pie forzado que incita a la reflexión sobre las dinámicas del mundo actual y las posibilidades concretas para el arte contemporáneo, en tanto constituye un parte aguas que se abre hacia una mayor posibilidad de difusión, creativa y de inclusión para el arte en periodo pandémico. Silent-Specific es un híbrido muy oportuno que incluye lo virtual y lo físico; el curador académico y el curador artista; la parte y el todo; la producción individual y el trabajo colectivo; el aislamiento y la conectividad; la atemporalidad y la contextualización; el texto y el meta-texto; el objeto y el no objeto; y el lugar y no lugar; la ciudad real y la ciudad posible.

Rocío García. Batallón

[1] Desde una Pragmática Pedagógica (DUPP), es un proyecto pedagógico desarrollado por René Francisco Rodríguez desde 1989 hasta la fecha. La Pragmática propone una inserción del arte en la praxis vital a través de prácticas artísticas ligadas a sus contextos de surgimiento. Vincula arte, ciudad y espacio público. Hasta ahora ha tenido cuatro ediciones y sus participantes han sido los alumnos de René Francisco provenientes del Instituto Superior de Arte (ISA).

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *