Revelations. Steven Arnold en Espacio Mínimo

by • 25 mayo, 2018 • Exposiciones, Fotografía, Galerías de arte, MadridComments (0)1264

La galería Espacio Mínimo pone su atención en uno de los referentes más importantes, y más olvidados, de la cultura queer de las últimas décadas del siglo pasado, Steven Arnold, uno de los representantes más singulares de la creación visual en la Costa Este de Estados Unidos y uno de los que más ha influido en las generaciones posteriores. Revelations es el título de esta exposición, la primera en España, que reúne trabajos fotográficos realizados en la década de los 80 y primeros 90 y la proyección de algunas de sus películas más icónicas de los 70.

Steven Arnold

Interesado desde muy joven por el mundo del espectáculo y la escenografía -a la edad de cuatro o cinco años encontró un baúl de disfraces en el desván de su casa con el que comienza a crear vestimentas, escenarios y marionetas que le permitieron explorar la creatividad y fantasía-, se graduó en el Instituto de las Artes de San Francisco, completando sus estudios en Paris, tras lo cual comenzó su carrera artística con películas como Luminous Procuress o Messages, Messages con la que ganó el premio al Mejor Director Novel del Festival de Cine de Cannes en 1972 y que se muestran en esta exposición.

A principios de la década de 1970, Salvador Dalí vio la película Luminous Procuress y, fascinado por su talento, lo convirtió en su protegido, y lo invitó a viajar en 1974 a España para estudiar con el artista surrealista y ayudarlo a construir el Museo Dalí en Figueres para cuya inauguración contó con su colaboración.

En la década de los 80, ARNOLD celebraba fiestas nocturnas, verdaderos happenings, en la antigua fábrica de pretzels de Los Ángeles a la que llamó Zanzibar Studios, el nombre de una cabeza de payaso de cartón piedra que encontró cuando era adolescente. Mientras trabajaba, la gente más variada, representantes o interesados de todos los campos de la creación, acudía al “palacio de la ornamentación y la energía creativa” para beber y socializar.

Desde 1982 hasta 1989, ARNOLD encontró su lugar diseñando, fotografiando y filmando delirantes tableaux-vivants, dejando miles de fotografías y negativos de esos cuadros vivientes inéditos, originales y renovadas recreaciones surrealistas, para cuya ejecución utilizó un sinfín de accesorios, antigüedades y ropa que había coleccionado a lo largo de los años. Era un surrealista de los 80 que llevó la alienación, el disfraz y la metamorfosis al máximo en sus sofocantes y estridentes fotografías. Primero dibujaba innumerables ideas en bocetos, después preparaba el atrezzo y los decorados para finalmente realizar el mejor disparo, sin necesidad de hacer diferentes tomas puesto que estaba todo minuciosamente preparado y estudiado previamente.

En las obras mostradas en la exposición, el escenario se llena de objetos flotantes, luces dramáticas, máscaras y el lenguaje corporal de sus modelos. STEVEN ARNOLD creó en la puesta en escena de estas fotografías su propia visión del ballet, del espectáculo, de la mitología y la religión construyendo él mismo los altares y santuarios de los singulares ritos que dirige y representa. Transformó a sus súbditos, amigos y colaboradores, casi todos desnudos, en dioses y diosas: alados, coronados, levitando… Sus trabajos se mueven constantemente en una interpretación personal de la iconografía clásica y religiosa, en la creación de imágenes en donde volar y flotar tienen una importancia extrema, insistiendo en la figura ideal del ángel, epítome de la forma andrógina.

FechasDel 26 de mayo al 27 de julio de 2018
Lugar: Galería Espacio Mínimo, Madrid

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *