This Way Down. Susan Collis en Espacio Mínimo

by • 29 marzo, 2019 • Exposiciones, Galerías de arte, MadridComments (0)537

La galería Espacio Mínimo presenta el tercer proyecto individual en su espacio de la artista británica SUSAN COLLIS, que, bajo el título de This Way Down, utiliza una variedad de técnicas y estrategias artísticas para investigar temas relacionados con la interpretación, el oficio, el valor o el trabajo.

Los objetos cotidianos se presentan grabados, salpicados o teñidos con marcas de trabajo, desgaste o rasguños. A primera vista, esas marcas parecen ser los resultados accidentales del uso normal, y, como tales, parecen no tener otro sentido ni ser dignas de ser examinadas. Sin embargo, la realización de estas obras implica cantidades importantes de trabajo, a menudo imperceptible, para llegar a crear un objeto que puede pasar fácilmente desapercibido, pero que está lleno de valor, ya sea material o conceptual.

Gran parte del trabajo de COLLIS es un minucioso y efectivo ejercicio visual, un interesante trabajo de camuflaje, un juego ilusorio de confusión que pone a prueba constantemente la percepción del espectador juagando con nuestra capacidad de discernir entre lo que creemos o esperamos ver y lo que realmente estamos viendo. A la artista le interesa el cambio de percepción y de valoración que experimentamos al descubrir que esos objetos cotidianos marcados por las huellas del uso y el desgaste del tiempo realmente son elaboraciones cuidadosas, intencionadas, y que los materiales usados para realizarlas, que creíamos erróneamente comunes y sin valor, son preciosos económica y artísticamente.

Para este proyecto, COLLIS ha realizado un conjunto de obras, fechadas todas en 2019, de diferentes técnicas y materiales que hacen referencia al olvido, el paso del tiempo o la fragilidad y que pueden verse como metáforas de la confianza que depositamos en las instituciones, especialmente en el clima político actual.

Los dibujos de lonas desgastadas Blown, evocan una cubierta de lona destruida. Instalados en siete puntos, en las cuatro esquinas y en lo alto de las paredes del espacio, simulan ser supervivientes deshilachados de lo que fue un pedazo entero de lona azul que una vez se estiró a través del espacio y desde entonces se ha ido desmoronado hasta casi desaparecer.

Los cuadrados negros de la pieza de patchwork Washed up han sido tomados de ropa negra vieja, de la que encontramos en establecimientos de artículos usados y en tiendas de segunda mano. Tomando como punto de partida la pintura monocromática negra, Washed up muestra en cada cuadrado las marcas sutiles de roce y desgaste que el tiempo y el cuerpo han ejercido sobre la tela negra.

This way down es un dibujo en tinta negra, un reverso cargado de pequeñas partículas de polvo que han caído sobre él. El polvo es, por supuesto, pequeños fragmentos de todo nuestro universo, incluidos nosotros mismos, en un proceso continuo de descomposición y desintegración.

Ligeramente diferente es No sign of slowing down, otro dibujo inverso, esta vez de dos marcas de pincel. Estas marcas a primera vista parecen ser actos gestuales, rápidos, creados en segundos. Pero la artista está más interesada en alargar el tiempo y recrear realmente estas marcas mediante un meticuloso proceso de dibujo observacional.

Los tres dibujos que conforman Hangout cuentan con hilos trompe l’oiel, que cuelgan sobre los clavos reales que los unen a la pared desde diferentes ángulos.

Fechas: Del 30 de marzo al 4 de mayo de 2019
Lugar: Galería Espacio Mínimo, Madrid

 

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *