Una mirada diferente. Las mujeres a través de Norman Parkinson

by • 13 diciembre, 2016 • Exposiciones, Fotografía, LondresComments (0)3175

La fotografía y la moda son disciplinas que han ido siempre de la mano. Este año la capital madrileña ha acogido varias muestras en torno a esta unión. Daba el pistoletazo de salida la muestra ‘Vogue like a painting’ celebrada a finales del 2015 en el Museo Thyssen-Bornemisza. En junio de 2016, Louise Dahl-Wolfe veía la luz en el Círculo de Bellas Artes, una muestra ligada al marco de PHotoEspaña 16. Cerrando el año el Jardín Botánico ha ofrecido el pasado, presente y futuro de Loewe, exposición coincidente en fechas con la que celebra el Museo Thyssen-Bornemisza: ‘Bulgari y Roma’.
 Norman Parkinson
Son muchos los nombres que a lo largo de las décadas han ido aportando su granito de arena al desarrollo de la fotografía de moda. Disciplina que como muchas otras lleva a cuestas las innovaciones y aportaciones de grandes nombres del sector. Uno de los fotógrafos que dio un giro a la forma de capturar las últimas novedades estilísticas fue Norman Parkinson.
Norman Parkinson
Norman Parkinson (1913 – 1990), fotógrafo inglés, fue el padre del action realism, realismo de acción o la manera en que Parkinson sacó la fotografía de moda a las calles. Las modelos hasta ahora encorsetadas en imágenes rígidas y sin naturalidad iniciaban de la mano del fotógrafo inglés un nuevo estilo, más atrevido, más realista. Los estudios pasaron a formar parte del pasado para Parkinson y empezaron a ser protagonistas en sus fotografías las localizaciones exóticas, con objetos insólitos y con extrañas yuxtaposiciones.
Norman Parkinson
El action realism que empezaba con Parkinson fue después desarrollado por varias generaciones. El salto a los espacios abiertos fue acompañado en este nuevo estilo del uso de la luz natural y el movimiento, que ayudaron a eliminar la artificiosidad hasta entonces característica de ese tipo de fotografías.
Norman Parkinson
Norman Parkinson fue desde finales de los años 40 hasta principios de los 60 del siglo XX el gran referente de las fotografías de moda. En una retrospectiva que le dedicó la National Theatre de Londres hace unos años con motivo del centenario de su nacimiento se le recordaba como el padre de la fotografía moderna. Un cargo que ha ido acompañado en su carrera con el de ‘el padrino del glamour’ como le llamaban. Y es que su trabajo no solo destaca por ese nuevo estilo del que es padre, sino que en sus fotografías, tanto de moda como retratos, en lo que también destacó, se establece una nueva forma de creación de un género.
Norman Parkinson
Imágenes sugerentes, irónicas, con un toque de humor en las que se hace evidente un acercamiento fresco e inesperado al momento que se quiere capturar. Imágenes dotadas de realidad en la que se aprecia el juego con los errores y las improvisaciones. Imágenes, en definitiva, contrarias al inmovilismo que se venía practicando.
“Me gusta que la gente se vea bien, como le gusta ver a los demás, y con suerte con un tono mejor” Norman Parkinson.
Norman Parkinson
Según el propio Parkinson su éxito fotográfico venía dado por la admiración que sentía hacia las mujeres. Trataba a sus modelos como seres superiores y decía de las mujeres que eran “más valientes, trabajadoras, honestas y directas” que los hombres. Tras su muerte fue una de sus modelos la que dijo: “La fotografía es un proceso de colaboración, como el baile, y Norman Parkinson era Fred Astaire”.
Norman Parkinson
Norman Parkinson nació en Londres y estudió en el Westminster school. Empezó en 1931 como aprendiz de fotografía con Speaight and Sons y tres años más tarde creó su propio taller junto a su socio y tocayo Norman Kibblewhite. En 1937 se casó con la modelo Wonda Rogerson quien posó numerosas veces para él y fue una de sus grandes musas.
Tras la II Guerra Mundial, en la que sirvió como fotógrafo de reconocimiento de la aviación británica, se convirtió en el más cotizado de los profesionales del Reino Unido, y en uno de los más famosos del mundo. Desde 1963 hasta su muerte residió en Tobago, en el Caribe, pero regresaba con frecuencia a Londres.
Norman Parkinson
Trabajó para grandes revistas como Vogue y Harper’s Bazaar. Hizo también retratos a actrices y actores: Audrey Hepburn, Montgomery Clift, Ava Gadner, Vivien Leigh, Rachel Welch y Jean Seberg.
Actualmente algunos de sus trabajos son expuestos en la muestra ‘The Radical Eye: Modernist Photography from the Sir Elton John Collection’, en la Tate Modern de Londres que se podrá visitar hasta mayo de 2017.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *