“Visión y signo” de Albert Ráfols Casamada

by • 11 marzo, 2016 • Exposiciones, Galerías de arte, Madrid, PinturaComments (0)2710

La galería de arte Fernández-Braso presenta una exposición dedicada a Albert Ráfols Casamada (Barcelona, 1923-2009), referente de la abstracción lírica española de la segunda mitad del S. XX. El conjunto de obras expuestas, formado por una treintena de pinturas sobre tela, permite seguir la evolución del artista desde mediados de los años 80, cuando el artista se halla en plena madurez artística, hasta el final de su trayectoria, con obras fechadas en el año 2007.

RÀFOLS-CASAMADA

El reconocimiento unánime a la trayectoria y relevancia de su obra le llega en 1980, cuando le conceden el Premio Nacional de Artes Plásticas. Es a partir de ese momento cuando su pintura se torna aún más libre y enérgica, y se reafirma el lenguaje plástico que le distinguirá como uno de los más importantes pintores abstractos españoles. Su pintura, asentada en cuatro elementos básicos: color, mancha, estructura y ritmo, configura una serie de ambientes pictóricos tan intensos como poéticos, aparentemente sencillos pero muy elaborados. El gesto mesurado y equilibrado, cuyas formas pueden evocar aspectos del entorno más inmediato del artista, unido a la capacidad sugestiva del color, acentúan el ideal de belleza que desprende cada una de las obras.

En 1984 el Museo de Bellas Artes de Bilbao le dedica una exposición antológica. En 1985 la Fundación Joan Miró le dedica una exposición retrospectiva, que después se exhibirá en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid. En 1988 Victoria Combalía publica un monográfico sobre el artista, como hará, posteriormente J.F Yvars. En 2001, con 78 años, el MACBA de Barcelona y el IVAM de Valencia le dedican sendas exposiciones retrospectivas.

RÀFOLS-CASAMADA

En la exposición se podrá seguir la evolución desde su obra de los años 80 hasta la que realizó al final de su trayectoria. Se aprecia cómo la densidad y la gestualidad propias de esos años van dando paso a una cada vez mayor depuración formal y economía de medios. Es época de una gran intensidad poética y vital. En 2001 el Museo Reina Sofía le organiza una exposición en la Abadía de Santo Domingo de Silos. En 2003 publica su antología poética, El color de las piedras. Su obra, por lo tanto, está inmersa en un viaje hacia lo esencial, pero manteniendo la identidad y la intensidad. Como el Miró de sus últimos años, Ráfols Casamada simplifica hasta el extremo el proceso de elaboración de sus pinturas, hasta convertirlas en pura poesía visual de signos y símbolos que parecen flotar sobre fondos de vivos colores.

Sus cuadros se encuentran en museos y colecciones públicas y privadas de todo el mundo, como los Guggenheim de Nueva York y Bilbao, el British Museum y la Tate Gallery de Londres, el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el Centro Pompidou de Paris y el Reina Sofía de Madrid.

Artista: Albert Ráfols Casamada
Fechas: Del 10 de marzo al 23 de abril de 2016
Lugar: Galería Fernández-Brasso

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *