Woman Art House: Dora García

by • 27 mayo, 2019 • Woman Art HouseComments (0)372

Admirada y respetada por todos, Dora García es uno de los nombres imprescindibles del arte contemporáneo actual tanto dentro como fuera de España. El domingo 19 de mayo de 2019 hablamos sobre ella en #womanarthouse para dar visibilidad a su figura, a su trabajo y a su historia. ¡Y en este artículo se resume todo aquello que se contó!

Dora Garcia

Nacida en Valladolid en 1965, Dora García estudió Bellas Artes en la Universidad ‏de Salamanca y posteriormente en la reconocida institución Rijksakademie de Ámsterdam. Tras vivir casi dos décadas en Bruselas, tiene ahora fijada su base en Barcelona.

Su práctica artística, de alto carácter conceptual, transita entre la performance, el cine, la fotografía, el texto, el sonido o el dibujo… y todo ello “obedece”, según ella, sobre todo a las ideas. Sea como sea su trabajo destaca principalmente por crear situaciones que alteran la relación tradicional entre artista, obra y espectador. Es imposible no darse cuenta como García utiliza el espacio para investigar la relación entre esos tres elementos, muchas veces a través de la performance y la interactividad con el público.

En su trabajo la artista pucelana insta a los espectadores a adoptar una postura con relación a cuestiones éticamente controvertidas, exigiéndoles que se comprometan a examinar detalladamente estos temas y a reflexionar sobre la naturaleza de su entorno. Ella misma ya afirmó una de sus claves fundamentales: “no creo que lo que un espectador tenga que hacer con una obra de arte sea entenderla. Esta debe conmover, inquietar, incomodar, apenar, alegrar, debe ser reconocida como familiar o extraña, evocar recuerdos.”

¿Y cuáles son sus influencias más directas? Respecto a sus artistas de cabecera, la artista ya comentó a la periodista Luisa Espino que “eso va cambiando mucho y evolucionando, aunque los más persistentes (los que me han gustado muchísimo desde que era estudiante) pueden ser Allen Ruppersberg y Dan Graham.” Lo que si es evidente que le han interesado temas recurrentes a lo largo de su carrera: por un lado el psicoanálisis (ámbito del que se considera admiradora indiscutible); por otro la lectura (“todo el mundo trabaja con lo que le gusta hacer, que en mi caso es leer. Como mucha gente, conocí la obra de Joyce en la adolescencia, pero hasta 2013 no conseguí captar del todo el Ulises”).

¿Obras destacables? Muchas, pero entre ellas podemos mencionar algunas fundamentales. La primera, por supuesto, debe ser “100 obras de arte imposibles”, pieza realizada en 2001 que indaga sobre la concepción misma del objeto artístico y su materialización. Invita a reflexionar en torno a la forma en que se produce la comunicación entre autor y público en la creación artística.

De ese mismo año también hay que destacar “Todas las historias”, un archivo de todas las historias del mundo, cada una de ellas contadas en no más de cinco líneas. Este archivo se pone en la red a disposición del público para ser leído y así activar cada historia. ¡Una enciclopedia online digna de disfrutar!

2009 fue también un año prolífico. De este periodo debemos mencionar “Los hombres que quiero” y “El artista sin obra (una visita guiada en torno a nada)”. Mientras que la primera pieza es un homenaje de la autora vallisoletana a músicos, actores, escritores y activistas cuyas obras han sido inspiradoras para su trabajo, el segundo trabajo es una performance en el que se presenta un monólogo estructurado como una visita guiada de obras inexistentes. ¡Una visita guiada a las obras de un artista que no produce obra alguna!

También es esencial mencionar “Exilio”, una obra hecha en tiempo real (la obra se construye mientras se expone) que consiste en un gran número de documentos enviados por un grupo de artistas a las diferentes instituciones que muestran la obra.

Piezas como las ya mencionadas ayudaron a Dora García a convertirse en una artista cada vez más respetada y en 2010 fue invitada a participar en la Bienal de Sao Paulo. Fue allí donde presentó su pieza “The Deviant Majority. From Basaglia to Brazil”, una película que explora a la manera de un ensayo documental el trabajo de Franco Basaglia (1924-1980) en el campo de la psiquiatría y la salud mental.

Su ascenso no terminó ahí. En 2011 participó también en la Bienal de Venecia, experiencia que supuso un punto de inflexión en su obra y en su vida: “si salí viva del pabellón de Venecia, sobreviviré a cualquier cosa. Aprendimos a tirarnos sin red, tanto ante el público como ante la prensa.” ¿Qué presentó en esta ocasión? Una gran performance sin principio ni fin, “Lo inadecuado”, que duró los casi 6 meses de la cita. Al entrar, lo primero que nos encontrábamos era a un personaje escribiendo en un ordenador. No había nada colgado en las paredes ni ningún tipo de iluminación que no fuera la natural. Lo mecanografiado aparecía a tiempo real en una gran pantalla donde el visitante descubría, con sorpresa, que estaban hablando de él o bien de la persona que tenía al lado.

Esta pieza marcó su carrera posterior. Tal como dijo a la revista El Cultural,las exposiciones que he montado desde 2011 dan una gran importancia a la presentación en directo, a la acción, la interacción, la evolución, cambian según van siendo vistas por el público.” Y de su época posterior destacan muchas otras obras… tal como “The Sinthome Score” (trabajo que permite varios formatos diferentes y en el que hay dos elementos esenciales, una partitura y dos performers); o “Dos planetas han estado colisionando durante miles de años”, centrada en las distancias y equilibrios que pactan dos performers y las variaciones posibles que caben dentro de este consenso.

Es curioso que para muchas de estas piezas Dora García necesita colaboradores y personas que actúen en sus piezas: “considero a los performers, es decir, a aquellos que ejecutan los protocolos, no solo ejecutores sino autores, y en ese sentido la performance nunca se queda sin un autor que la dirija.” Esto no le ha evitado polémicas, como la surgida durante su última exposición en España, su retrospectiva “Segunda vez” en el Museo Reina Sofía, en la que algunos periódicos mencionaron las condiciones laborales en las que se encontraban alguno de sus performers (polémica finalmente resuelta).

Con la carrera que ya tiene a sus espaldas, ¿cree la artista que la mujer está suficientemente representada en el arte? “Nunca es suficiente”, según ella misma ha dicho, “hay que trabajar en ello constantemente.”

¿Te interesa saber más sobre Dora García? Disfruta del programa monográfico dedicado a la artista española realizado por Metropolis o escuchar la entrevista realizada por la web Oral Memories.  Y aquí terminamos por hoy. ¡Espero tu opinión!

El próximo fin de semana habrá otro episodio de #womanarthouse. ¡Muy atento al hashtag #womanarthouse todos los domingos!

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *