Woman Art House: Nancy Spero

by • 1 marzo, 2019 • Woman Art HouseComments (0)583

Pionera del arte feminista, Nancy Spero desarrolló su carrera en Nueva York de los años 60 desafiando las pautas estéticas e ideológicas dominantes de ese momento. Su postura crítica frente a la situación política contemporánea y a la exploración del cuerpo como herramienta para formular su discurso fueron sus dos grandes frentes de batalla. Nancy creó un lenguaje visual con el que rompió las convenciones artísticas de su tiempo. Comenzó pintando lienzo a la manera tradicional pero consideró que este medio era masculino y la marginaba como artista, así que concentró sus esfuerzos en buscar un lenguaje pictórico específicamente en femenino. Lo encontró en el papel.

Su obra habla sobre la desigualdad y discriminación histórica que han sufrido las mujeres a lo largo del tiempo. Feminista de primera generación, Spero buscó justicia social y equidad para las mujeres. Su arte adoptó historias de mujeres como víctimas, diosas mitológicas, y las transformó en agentes activos.

Además, uno de sus recurrentes en sus obras también han sido los temas relacionados con las atrocidades de la guerra y los problemas socio-políticos, atendiendo a las necesidades de crear obras que reflexiones sobre las problemáticas del mundo.

José Lebrero, conservador de arte, decía: “Toda su obra, pero especialmente la instalación , tiene una gran vigencia hoy en día. Es un buen ejemplo de cómo una artista puede tener una postura ética respecto a la violencia de Estado”.

El conservador Andrés Valtierra reafirma las palabras de Lebrero manifestando lo siguiente: “Es una artista muy vigente. Vemos a diario la violencia contra las mujeres, así como el caso omiso que se hace de ellas. El simple hecho de que tengan que seguir luchando en cualquier ámbito profesional y así como las noticias que vemos a diario sobre femicidios, son ejemplo de ello”.

Spero nació en Cleveland, Ohio en 1926, pero un año más tarde su familia se mudó a Chicago, donde creció. Después de graduarse en la New Trier High School, estudió en la Escuela del Instituto de Arte de Chicago dónde se graduó en 1949. Entre los compañeros de Spero en el Instituto de Arte había un joven soldado llamado Leon Golub que había regresado del servicio militar en la Segunda Guerra Mundial. Spero y Golub expondrían en el Hyde Park Art Center en Chicago como parte del grupo Monster Roster, años después.

Después de graduarse en el Instituto de Arte, Spero continuó estudiando pintura en París en la École Nationale Supérieure des Beaux-Arts y en el Atelier de Andre Lhote, uno de los primeros pintores, maestros y críticos cubistas. Poco después de su regreso a Estados Unidos en 1950, se casó con Leon Golub, y los dos artistas se establecieron en Chicago. Antes de regresar de nuevo a Nueva York, vivieron en Italia dónde Spero se sintió intrigada por el formato, el estilo y el estado de ánimo de los frescos y sarcófagos etruscos y romanos que influirían en su trabajo posterior. Al encontrar un ambiente más variado, inclusivo e internacional en Europa que en el mundo del arte de Nueva York de la época, Spero y su familia se mudaron a París, viviendo allí desde 1959 hasta 1964. Regresaron a Nueva York en 1964, donde la pareja vivió y trabajó. La guerra de Vietnam estaba en su apogeo y el Movimiento por los derechos civiles había estallado. Afectada por las imágenes de la guerra transmitidas todas las noches en la televisión y los disturbios y la violencia evidentes en las calles, Spero comenzó su (1966–70). Estos pequeños gouache y tintas sobre papel, ejecutados rápidamente, representaban la obscenidad y destrucción de la guerra.

Entre 1969-70 Spero se distancia del debate político-militar para crear un conjunto de obras basadas en textos del poeta francés Antonin Artaud. Completa así sus (1969–70). “Estaba realmente furiosa contra el mundo del arte. Estaba furiosa porque me sentía silenciada. Creo que por eso me atrajo tan intensamente el lenguaje de Artaud en esa época. Artaud escribió mucho sobre el dolor físico y mental y yo sé muy bien lo que eso significa” explicaba Spero.

Pero lo más destacable de Nancy y su obra fue la lucha activa en el movimiento feminista. Spero luchó contra la infrarepresentación de las artistas en museos y galerías. Fue miembro de Art Workers’ Coalition (1968–69) y del Women Artists in Revolution (1969) participando en acciones y protestas para exigir la paridad en la representación entre hombres y mujeres en los museos. Los años siguiente Nancy se concentra en la denuncia de los malos tratos que sufren las mujeres. De esa época surgen obras como (1976), en la que combina imágenes estremecedoras con textos que aluden a las atrocidades que se cometían en los regímenes dictatoriales suramericanos.

Manifestó el deseo de que las mujeres formaran parte de la conversación artística. El trabajo más maduro de Spero vive a lo largo de una línea femenina. Las composiciones de Spero abiertas y provocadoras con temas despiadados e incómodos se representaban en tapices y frisos. Puede verse en Helicopter, Victim, Astronaut, creados en 1968 de gouache y tinta sobre papel. Spero usa los crímenes y los asaltos a mujeres de todas las épocas y culturas para proporcionar imágenes intensas y emocionales para su arte y texto. La violencia política, el sexismo y las situaciones que amenazan la vida que soportan las mujeres son temas que exploró a lo largo de su carrera, pero especialmente en las décadas de 1960 y 1970.

Spero expresó su arte una vez de esta manera: “Siempre he tratado de expresar una tensión en la forma y el significado para lograr una veracidad. Llegué a la conclusión de que el mundo del arte tiene que unirse a nosotras, las mujeres artistas, no nosotras unirnos a él. Cuando las mujeres tienen roles de liderazgo y obtienen recompensas y reconocimiento, entonces tal vez ‘nosotros’ (mujeres y hombres) podamos trabajar juntos en las acciones del mundo del arte.”

Os invito a investigar más sobre Nancy Spero, la artista que marcó su arte con la reivindicación de los derechos paritarios entre hombre y mujeres. ¡Hasta la próxima semana!


El próximo domingo conoceremos de cerca el trabajo de Yoko Ono, gracias a Emma Trinidad. Recordad que podéis seguir el hilo a través de su cuenta de Twitter y siguiendo el hashtag #womanarthouse

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *