Woman Art House: Zaha Hadid

by • 11 febrero, 2019 • Arquitectura, Woman Art HouseComments (0)565

“Ser mujer, inmigrante, árabe, autosuficiente y dibujar extraño no me ha facilitado
las cosas. Pero me ha permitido ser”.
 

Zaha Hadid.

¿Sabías qué casi el 50% de las personas recién licenciadas en las escuelas de arquitectura estadounidenses en 2016 fueron mujeres? Sin embargo,sólo el 18% de los registrados como practicantes fueron féminas. Parece increíble que en pleno siglo XXI sigamos enfrentándonos a cifras como estas. ¡Algo había que hacer para dar más visibilidad a las mujeres arquitectas! Y en #WomanArtHouse nos gustan los retos.

El pasado 3 de febrero dimos el salto al mundo de la arquitectura y presentamos el primer hilo en Twitter dedicado a una arquitecta desde que esta iniciativa abrió sus puertas. ¿La protagonista? Una de las creadoras más reconocidas a nivel mundial: Zaha Hadid. ¡Te contamos hoy todo lo que se dijo durante esa jornada!

Cosmopolita, extravagante y temperamental, Zaha Hadid fue una figura polémica. A pesar de sus ideas vanguardistas, muchos de sus proyectos no se ejecutaron (a veces por falta de perspectiva arquitectónica, racismo o machismo), pero otros muchos si dejando un gran legado. Pero empecemos por el principio.

Hadid nació en Bagdad (Irak) en 1950 en una familia de clase alta árabe suní. Su padre Muhammad Hadid era un industrial acaudalado que fundó el grupo al-Ahali, partido situado dentro de la izquierda liberal. Posteriormente, fue vicepresidente del Partido Nacional Democrático e, incluso, ocupó el puesto de Ministro de Finanzas durante el gobierno del general Abd al-Karim Qasim.

Durante su etapa escolar, Zaha fue educada entre Bagdad, Suiza y Gran Bretaña… y a la hora de ir a la universidad se decantó por estudiar matemáticas en la Universidad Americana de Beirut (donde estuvo entre 1968 y 1971). Pero tras conseguir su título, ¿qué podía hacer? Quería seguir estudiando, pero también dar un rumbo a su vida. Fue entonces cuando se hizo una pregunta que cambiaría su rumbo profesional: ¿por qué no volver a Londres para estudiar en la Architectural Association? No sólo consiguió su diploma (en 1977), también hizo buenas migas con dos de sus profesores, los arquitectos Rem Koolhaas y de Elia Zenghelis, de los que posteriormente sería socia en Office for Metropolitan Architecture.

En 1979 fundó su propio estudio de arquitectura en la capital británica, pero aunque este estudio fue el germen de su marca y renombre, no estuvo muchos años allí: en 1987 abandonó la dirección de su estudio en Londres para centrarse tanto en el desarrollo de sus propios proyectos como en la docencia, ocupación que la llevaría a recorrer las más prestigiosas universidades del mundo (Harvard, Illinois, Hamburgo o Nueva York, entre otras).

Durante la siguiente década surgieron alguna de sus obras más emblemáticas. Podemos destacar, en primer lugar, el cuartel de bomberos de la fábrica Vitra en Weil am Rhein (Alemania), el diseño del Bar Moonsoon de Sapporo (Japón), o el Centro de Arte Contemporáneo Rosenthal de Cincinnati (Estados Unidos).


Durante toda esta década de los noventa su estilo arquitectónico fue alcanzando su madurez, convirtiéndose en un estilo cada vez más reconocible y con características más definidas (como los volúmenes livianos, las formas puntiagudas y angulosas, los juegos de luz o la integración de los edificios con el paisaje). Los expertos empezaron a asociar su nombre a una tendencia arquitectura surgida unos años antes: el deconstructivismo.

Con el cambio de milenio se inicio su período más prolífico. En 2001 diseñó la terminal ferroviaria Hoenheim-North Terminus & Parqueo, en Estrasburgo (Francia), y posteriormente la plataforma de saltos de esquí Bergisel de Innsbruck (Austria). Otro ejemplo de esa primera década es Galaxy Soho: definido por Hadid como “curvilinealidad continua”, el conjunto forma parte de un programa de Pekín de oficinas, centros comerciales y centro de entretenimiento.

Unos años después, en 2005, se impuso en el concurso de diseño del Pabellón Puente de la Exposición Internacional de Zaragoza 2008, en el que volvió a demostrar su capacidad de adaptación a los proyectos más diversos. Esuna de las construcciones más emblemáticas de la Expo 2008 y ya forma parte, pese al escaso uso que tiene en la actualidad, del paisaje de Zaragoza.

En el nuevo milenio Hadid ganó el Proyecto de Reestructuración y Renovación de Zorrozaurre, un barrio de Bilbao que planeaba convertir en isla. Presentó su primer diseño en 2005, aunque ese proyecto inicial sufrió varias modificaciones. Aunque la arquitecta murió en 2016 antes de terminar, este proyecto se convirtió en una de sus grandes iniciativas en España y dejo mucha huella en la ciudad.

Gracias a todo su trabajo Zaha Hadid recibió numerosos premios y reconocimientos, tales como el título miembro honorario de la Academia de las Artes y las Letras de Estados Unidos o el título integrante del Instituto Americano de Arquitectura, además del Premio de Arquitectura Contemporánea Mies Van Der Rohe de la Unión Europea. Sin embargo, el más importante fue el Premio Pritzker, ya que convirtió a Zaha en la primera mujer en conseguir tal distinción.

Hadid ha pasado a la historia como una de las arquitectas más reconocidas a nivel mundial, autora de obras en las que resalta el uso de formas fuera de lo convencional y estructuras que provocan el asombro de quién las observa. Ha dejado una gran producción que destaca por su fuerte carácter conceptual y en la que se huele un estilo propio. Sus obras son muestra de una continua experimentación con la luz sobre nuevos conceptos del espacio y una búsqueda por mejorar el paisaje

Y aquí terminamos por hoy. ¡Espero que os haya gustado! Próximo domingo mucho más…. Seguid el hashtag #womanarthouse cada fin de semana y descubriréis el trabajo de más artistas mujeres.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *