Conoce las 28 obras que ha recibido el Museo Reina Sofía gracias a su Fundación

by • 14 marzo, 2022 • Coleccionismo, MuseosComments (0)610

La Fundación Museo Reina Sofía aprobó la adquisición y donación de 28 obras de 17 artistas que pasarán a formar parte de la Colección del Museo Reina Sofía.

Las obras pretenden reforzar distintas líneas de investigación desarrolladas por el Museo en los últimos años, como la poesía visual, la experimentación en nuevos medios, las lecturas contemporáneas de Latinoamérica a partir del pasado, la experimentación con las tecnologías de producción de imágenes, el dialogo entre España y Latinoamérica o el arte de Mesoamérica.

Las obras corresponden en su mayoría a artistas latinoamericanos: Mercedes Azpilicueta y Luis Pazos de Argentina; Luiz Alphonsus, Lenora de Barros, Gretta Sarfaty y Amelia Toledo de Brasil; Cecilia Vicuña de Chile; Carlos Garaicoa y Jorge Luis Marrero de Cuba; Margarita Azurdia y Naufus Ramírez Figueroa, de Guatemala; y Huanchaco de Perú. También hay trabajos de otros artistas vinculados directamente con Latinoamérica como Stefania Bril, Eva Lootz, Peter Scheier y Melanie Smith y Francis Alÿs.

La Fundación también recibe la donación de la obra Setting a Good Corner (Allegory and Metaphor), de Bruce Nauman, así como la de un conjunto de publicaciones y material documental de las décadas de los 60 y 70 de artistas brasileños.

Las adquisiciones son posibles gracias a las donaciones de los miembros de la Fundación, entre las que ha sido muy significativa la otorgada por Jorge M. Pérez.

ARTISTAS Y OBRAS

Mercedes Azpilicueta (Argentina, 1981) pasa a formar parte por primera vez de la Colección del Museo mediante la adquisición de su obra Abya Yala (Tierra Madura) (2021), un tapiz en el que la artista argentina integra una investigación sobre la figura de Catalina de Erauso -conocida como la Monja Alférez y uno de los personajes más legendarios y controvertidos del Siglo de Oro español- a través de imágenes procedentes de mapas históricos, grabados, archivos y arte de aquella época. El título de la obra hace referencia al término que designa “América” en la lengua Kuna y su incorporación a los fondos del Reina Sofía complementa la investigación del Museo sobre artistas que participan en el diálogo entre España y Latinoamérica.

Se suman dos obras de Margarita Azurdia (Guatemala, 1931-1998), Sin título (s.f) y María (1971-1974), que podrán ser vistas en el Reina Sofía, a partir del 11 de octubre, en la exposición Margarita Rita Rica Dinamita, que se va a dedicar a la artista. La primera de ellas es una pintura correspondiente a los lienzos que la artista hizo durante los años 60 dentro de las tendencias de la abstracción propias de esos años y oscila entre la cosmovisión maya y la abstracción geométrica internacional. La segunda forma parte de la serie escultórica Homenaje a Guatemala, donde Azurdia desarrolla un imaginario propio basado en elementos y mitos de la cultura autóctona y tradicional guatemalteca. Su adquisición permite la presencia en la Colección Museo de una de las artistas históricas más importantes del contexto guatemalteco, siendo una de las exponentes fundamentales del tránsito entre los lenguajes modernos y contemporáneos locales.

Otra de las nuevas incorporaciones a la Colección es Lenora de Barros (São Paulo, 1953), destacada exponente de la poesía visual en Latinoamérica, de quien se ha adquirido la obra Umas, un conjunto formado por 65 columnas semanales que de Barros realizó entre 1993 y 1996 para el diario brasileño Jornal da Tarde. En ellas, la artista jugó con una cuidada maquetación gráfica creada por ella misma y con varios formatos y lenguajes, para utilizar el espacio en el periódico para experimentar, dialogar con otros artistas, y relacionar su producción con las noticias cotidianas. La compra de esta pieza, que se complementa con las videoinstalaciones Jogo de Damas y Em Si as Mesmas, ambas de 2013, refuerza las líneas de investigación de poesía visual y experimentación en nuevos medios de la Colección.

De Carlos Garaicoa (Cuba, 1967), uno de los artistas latinoamericanos con más relevancia internacional, se ha comprado la obra Retrato (Europa), una gran instalación realizada para el proyecto Post Capital. Política, ciudad, dinero, celebrado en septiembre de 2006 en el Palau de la Virreina (Barcelona), y donde, en colaboración con Daniel G. Andújar y el escritor Iván de la Nuez, se abordó la situación histórica, social y económica de la sociedad tras la caída del Muro de Berlín hasta el presente de 2006, previo a la crisis de 2008.

Fernando Gutiérrez (Perú, 1978), conocido como Huanchaco, tampoco estaba representado hasta ahora en la Colección. Con la adquisición de la obra Manual para hablar con Dios (2018), 50 láminas realizadas con máquina de escribir y dibujo a tinta sobre papel en las que el autor plantea una reinterpretación paródica de las representaciones históricas propias del siglo XIX en Latinoamérica, el Museo complementa su investigación sobre artistas que producen lecturas contemporáneas de Latinoamérica a partir de la búsqueda de huellas del pasado en el presente. También se ha adquirido de este autor el video Transmisión de rollos telepáticos (2018).

De la artista Eva Lootz la Fundación ha adquirido Las Lenguas (2020). Compuesta de 42 dibujos sobre papel, este collage se encuadra en una serie de trabajos que Lootz, Premio Nacional de Artes Plásticas en 1994, ha realizado durante el confinamiento provocado por la pandemia del covid en los que abordó cuestiones postcoloniales. Con ella, el Museo refuerza el fondo vinculado a la riqueza étnica y cultural de los pueblos indígenas en territorio latinoamericano, que ha ido incorporándose en la Colección del Museo Reina Sofía en los últimos años.

En el caso de Jorge Luis Marrero (Cuba, 1970), considerado como uno de los artistas más relevantes de su generación en su país, se han adquirido las obras performativas Síndrome de Estocolmo II (Ecúmene), (2014); y Síndrome de Estocolmo III (Principio de incertidumbre), (2016). Ambos trabajos son clave en la trayectoria de un artista que recurre al humor, la ironía y la parodia para analizar la realidad del Arte y las condiciones del artista contemporáneo.

Entre las obras adquiridas por la Fundación también se encuentra el objeto sonoro La corneta, (1967-2020), una pieza icónica de gran valor histórico de Luis Pazos (Argentina, 1940), un artista conceptual fundamental de la vanguardia experimental argentina.

Otro artista incorporado en la Colección es Naufus Ramírez-Figueroa (Guatemala, 1978), con Lugar de consuelo (2020) un registro en video de la puesta en escena de una obra performativa titulada Corazón del Espantapájaros (2016). Este es un proyecto en progreso, en el que Ramírez-Figueroa lleva involucrado desde hace varios años y donde aborda aspectos de la historia reciente de su país, un aspecto de gran interés para el Museo en su línea de investigación del arte de Mesoamérica.

La Fundación también ha aprobado la compra de Jam Side Up Jam Side Down (1992) de Melanie Smith y Francis Alÿs, artistas reconocidos internacionalmente como impulsores del arte contemporáneo en México. La instalación es una obra fundamental en la trayectoria de Smith -con el valor de la participación de Francis Alÿs- y muy significativa del arte moderno en México en los 90. La adquisición de esta obra se inscribe dentro del interés del Museo tanto por las temáticas ligadas a las cuestiones de la globalización como por su procedencia geográfica, el arte último de Latinoamérica.

Tampoco figuraba hasta ahora Amélia Toledo (1926-2017, Brasil), una de las artistas más singulares y relevantes de su generación y de quien se ha adquirido Glu-Glu (1968-2016), obra emblemática en su trayectoria. La importancia de esta pieza radica no solo en su aspecto visual y su dimensión participativa, sino también en el diálogo que construye con el contexto y la producción artística de la época en Brasil.

De Cecilia Vicuña (1948, Chile), considerada una de las pioneras del arte conceptual en Chile, se ha comprado la video animación Paracas (1983), concebida como un poema visual y sonoro en siete escenas que refleja la multiplicidad de lenguajes y soportes trabajados por Vicuña. Esta pieza es de gran interés para el Museo al plantear discursos transversales desde el singular lenguaje de la animación tridimensional.

Otra de las adquisiciones es el fotolibro Bares cariocas (1978) de Luiz Alphonsus (Brasil, 1948), junto a una selección de 7 fotografías suyas de 1978. El Museo Reina Sofía no contaba hasta ahora con obra de Alphonsus y con él se incrementan los fondos de fotografías y fotolibros latinoamericanos.

En esta línea, cabe destacar la compra de los fotolibros Entre São Paulo (1974) de Stefania Bril, fallecida en 1992 en Brasil, y Brasilia vive! (1960) de Peter Scheier. Igualmente, y vinculado al arte corporal y el feminismo, se ha adquirido el fotolibro Auto-photos y 9 de sus fotolitos de la artista nacionalizada brasileña Gretta Sarfaty.

Setting a Good Corner (Allegory and Metaphor) (1999) es obra de una de las figuras centrales del arte conceptual, Bruce Nauman (1941, Estados Unidos), y consiste en un video que muestra en tiempo real al artista construyendo la esquina de una valla para su rancho en Pecos, Nuevo México. El filme remite a cuestiones como la forma de representar el tiempo y las condiciones que definen el trabajo de un artista en su estudio. La adquisición de esta pieza es de gran interés para la Colección del Museo porque viene a reforzar la presencia del Nauman, de quien posee obras de diferentes épocas.

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.