Entrevista a Benjamin-lli

by • 7 junio, 2018 • Artist Interviews, Entrevistas, Madrid, PinturaComments (1)1646

En un apacible rincón de la capital tenemos la suerte de conversar con Benjamín-lli (Madrid – 1987) sobre procesos artísticos, anécdotas e incluso, de una manera más íntima, sobre su posicionamiento ante la sociedad y la vida.

Benjamin-lli

PAC – Ante la avalancha, casi ya generalizada, de arte eminentemente cerebral, ¿tu trabajo podría entenderse como un ‘elogio del gesto’ ?

BL – La verdad que tampoco sabría definir mi trabajo, me enfrento al papel en blanco e intento expresar lo que en ese momento siento. Como son días continuados, igual un día que estás anímicamente alto expresas una forma y al siguiente que no tanto, otra. Esa brusquedad, ese cambio de un día a otro también forma parte de la obra. Pero tampoco presto atención a lo que me rodea en el mundo del arte, igual debería hacerlo, estar más pendiente a lo que engloba el mundo del arte, a lo que se mueve, aunque te pueda contaminar. Me centro en la conversación directa con el papel, enfrentándome a él sin nada previo.

PAC – Me refería más bien a que no premeditas.

BL – Efectivamente, llego allí y no sé lo que voy a realizar, simplemente me dejo llevar, no te voy a decir que entro en “éxtasis” pero si un llegar y soltarte y en ese sentido es muy gestual, de expresión casi corporal.

PAC – ¿Parece que es la antítesis del trabajo como diseñador, es una vía de escape a lo racional, a lo ordenado?

BL – En un principio si fue una forma de escape. De la obligación de estar sentado delante del ordenador, necesitaba salir a la acción, tocar material, embadurnarme las manos, si buscaba esa libertad al principio, en el otro ámbito siempre estás más cohibido, o al menos yo tenía esa sensación. Ahora es diferente y me doy cuenta que me centro más en la pintura porque lo disfruto más, y lo otro es casi como un medio de vida para sostener esto, que ahora mismo es lo prioritario.

Benjamin-lli

PAC – ¿En qué grado la autobiografía está presente en tu trabajo?

BL– No trato tanto de contar algo sino más bien de reflejar el estado en el que estás en tu vida, no es contar una historia realmente, simplemente reflejos del ánimo. Lo externo también te afecta, por ejemplo estaba una vez trabajando en el estudio y había gente fuera cantando la canción ”veneno” en la que esta palabra se repite muchas veces, este hecho me llevó a escribirlo dentro de la pintura. Absorbes cosas externas que te llegan y las plasmas.

PAC – ¿Es el caos un principio organizativo y regulador ?

BL – El caos yo lo veo como un punto de partida. Si es importante el caos y el desorden. Empiezas, borras, trabajas encima, y se crea un caos que yo entiendo de una manera muy lírica, muy visual. Me gusta partir del error, corregir, volver al error, ver cómo nace algo de ahí.

PAC –¿Cuáles son tus referentes artísticos?

BL – Si nos vamos a los inicios, antes de tener el taller empecé a hacer fotografía. Comencé creando unas escenas a partir de esas fotos a modo de pequeños collages y me inspiraba mucho en Witkin, creo que me marcó esa parte oscura. En la pintura, no sabría decirte algo concreto, son muchas referencias las que tomas, muchas exposiciones las que ves, y encuentras cosas interesantes en muchos autores.

Benjamin-lli

PAC – Partes de una posición transdisciplinaria, ¿dónde crees que te reconoces más?

BL – También ha sido por momentos, empecé como te decía con la fotografía pero ahora me siento más cómodo con la pintura. No sé si son periodos de disfrute o algo que encuentras, desarrollas y luego vuelves a encontrar en otra disciplina y lo tratas de desarrollar desde ahí y todo suma. Todo te aporta, pero ahora mismo te diría que la pintura.

PAC –¿De dónde partes, cómo te enfrentas al soporte en blanco?

BL – Me gusta llegar sin una idea predeterminada. Observar y muchas veces empezar a hacer sin saber a donde me va a llevar, intentar desarrollar una mancha, un proceso de prueba error, de mezclar materiales, de sobrantes de cuadros que aparto por que no encuentro un sentido y reutilizarlos posteriormente, a veces puedo partir de una criba, de evolucionar las cosas…

PAC – ¿Azar frente a planificación?¿cómo es tu diálogo con la casualidad?

BL– Es eso, elementos que aparecen sin una predeterminación y te encantan y dices: esto lo conservo. Me gusta el azar, me gusta que me sorprendan las cosas que van saliendo, y en ese sentido apuesto por ello.

PAC – Personalmente y tras la visita que realicé a tu taller encuentro en tu trabajo lo que podríamos determinar como una “estética de la desaparición” en la que cuenta tanto lo que está, como lo que no está, lo que se desvanece.

BL – Estoy completamente de acuerdo. No me gusta dar las cosas mascadas completamente al observador. Una persona puede pensar de una forma, otra persona visualiza ese cuadro y se lo lleva a un lugar completamente diferente, hay presentes muchos elementos inacabados. Fuerzo a plantear al espectador cómo sería esa construcción acabada. Trabajo con lo que se intuye pero no está definido, que el espectador se meta en la obra y piense.

Benjamin-lli

PAC – ¿Cómo se habita una vida?

BL – Se debería habitar sin pensar en cómo se debe habitar. Estamos aquí y debemos fluir, hacer lo que creemos mejor en cada momento, sin pensar mucho en el futuro.

PAC – ¿Cuáles son tus terrores nocturnos?

BL – La soledad por ejemplo, pero también he de decir que me da y no me da miedo. Hay que aprender a disfrutarla y a veces creo que la disfruto con la obra, es a ella a quien cuento cosas sobre mí. No sé, la muerte, el futuro, por eso mismo trato de no pensar mucho y vivir el presente, disfrutar lo que hago.

PAC – ¿Cuáles son los principales obstáculos que estás encontrando a la hora de dedicarte plenamente a la pintura?

BL– Hoy es más fácil poder llegar al público de manera on-line, y si quieres vivir de ello, tienes que tratar de dar salida a tu obra, pero con soportes más tradicionales como la galería es más complicado, primero llegar a ellas y luego que estén dispuestas a apostar por ti. Es complicado alcanzar la visibilidad en depende que soportes que necesitamos cómo artistas. Parece que tienes que tener un respaldo, alguien que avale tu obra. Sin ello, te quedas fuera del mercado.

PAC – Pero quizás no es hoy en día, precisamente a través de los nuevos medios, la visibilidad lo más sencillo de alcanzar?

BL – Pero sigues necesitando que alguien apueste por ti. Que crea en tu trabajo. El respaldo que comentaba antes. Es triste, pero nos movemos muchas veces por los criterios de otros, sin ser capaces de dar valor a las cosas por nosotros mismos. En el mercado del arte sucede igual, tienes que estar en una gran feria o estar representado por una buena galería para que den valor a lo que haces, al menos es la sensación que tengo.

Benjamin-lli
PAC – ¿Cómo entiendes el tan “manoseado” concepto de Arte Emergente?

BL – Es un poco fantasía. Cuando vas a ferias de arte, ves lo de siempre. Los mismos autores año tras año.

PAC – ¿Un hito en tu joven carrera?

BLUno positivo y uno negativo. El positivo cuando hacia el 2012 al terminar una obra, es una obra que tengo colgada en el estudio de una pintura “Juego y tormenta” con unos cuernos, verdaderamente me gustó el resultado. Fue el momento en que comencé a creer de verdad en mí. Un momento de auto-reconocimiento importante, de sentir que realmente valgo y que debía continuar hacia adelante.

El negativo, que conoces (risas – porque efectivamente lo vivimos casi ‘in situ’ juntos), en 2015 fue un acto reivindicativo que me puso en alerta, en el sentido de “ten cuidado con lo que haces” porque sin quererlo te puedes meter en un lío. Tú haces una cosa, los medios lo interpretan de una forma diferente y … Yo siempre había pensado que el artista debe expresarse libremente.

Se trataba de una obra sobre la libertad de expresión y quería hacerla coincidir con ARCO. Realicé la instalación en el Templo de Debod de Madrid el día de la inauguración de la feria, sin ningún permiso, es cierto, pero quería precisamente decir que más allá de ARCO también hay artistas que hacen cosas, parece que en esa semana se centra todo ahí y quien no esté, no existe. Esa semana se produjeron los incidentes de los titiriteros y con Abel Azcona y su instalación sobre la pederastia en la que se le estaba tachando prácticamente de delincuente. Son artistas, hay que separar una cosa de la otra. De aquí surgió esta instalación. Se me tachó de extremista de izquierda y delincuente. Mediáticamente el mensaje se manipuló y pasó de esa reivindicación de la libertad de expresión y la vida más allá de ARCO a politizarlo. Hice una entrevista, realizada por Peio H. Riaño, para El Español. Se me dijo que se transcribiría tal cual y no cumplieron ese pacto. La manipularon y sacaron fragmentos descontextualizados, fragmentos de preguntas cambiadas de contexto. Esto me generó incertidumbre y también me llevó a reflexionar sobre cuál debe ser la forma de mostrar tu trabajo y desde luego mucha desconfianza. Esa línea de trabajo que me interesaba y sobre la quería continuar desarrollando de momento la he apartado.
Benjamin-lliPAC – ¿Qué opinas de las redes sociales y el arte en la actualidad?

BL– En realidad es que actuamos como una manada. En el mundo del arte, si en Instagram tienes un montón de seguidores, ese artista es bueno. Se está produciendo una falta de criterio y también de seguridad en las opiniones propias de cada individuo.

PAC – Pero sobre todo tu generación ha sido educada en la cultura del éxito. Hay que llegar al éxito material a toda costa.

BL – Todo es tan relativo, ¿a dónde hay que llegar? Hay que definir que es éxito en la vida. Las normas establecidas son absurdas y en un futuro no existirán. Cásate, ten una familia, un chalet y un todoterreno, parce que no tienes éxito si en el paso de los años no has conseguido eso que se ha establecido como lo bueno.

PAC – ¿Cuáles deben ser las funciones del arte en el SXXI?

BL – A lo mejor, dejar de tener función. A veces piensas un cuadro es decorativo, o que la función del artista debe ser reivindicativa, pues a lo mejor no hace falta que sea ni una cosa ni otra. Que sea una expresión sin encasillar.

PAC – ¿Dónde encuentras tú la belleza?

BL – En el sitio más inesperado. O en el más esperado ¿por qué no? En cualquier parte puede estar la belleza. Incluso a lo mejor en un sentimiento de tranquilidad, de silencio puede ser muy bello. No hay que buscarla, aparece en determinados momentos y hay que quedarse con ellos.

PAC – ¿Cuál es el coste emocional del arte?

BL – Es un coste saludable. Te ayuda a sentirte mejor. No es un coste, es más bien un premio.

PAC – ¿Dónde te gustaría verte en el futuro?

BL – Pues como te he dicho antes, no me propongo nada. Donde me lleve. Es algo que no me preocupa tampoco.

PAC – ¿Qué proyectos tienes a corto o medio plazo?

BL – Estoy trabajando ahora en una serie y me gustaría poder mostrarla, que la gente la vea y la conozca, que le pueda transmitir, que se emocionen y ojalá la disfruten.

Post Relacionado

One Response to Entrevista a Benjamin-lli

  1. Andrea Peceli dice:

    Excelente entrevista. Coincido plenamente con tu forma de pensar. Me encanta tu trabajo . Salud!!! y buena vida para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *