Nuevas tecnologías – Restauración: Face to face

by • 23 enero, 2014 • Arte Digital, Nuevas TecnologíasComments (0)1979

Siempre ha existido un gran temor ante el deterioro y destrucción de obras de arte a lo largo de los siglos. Hemos vivido experiencias y sido testigo, debido a acontecimientos de diversa índole que han provocado grandes pérdidas mundiales en lo referente al mundo del arte, de tesituras que traumatizan e incrementan la sensación de pérdida, aflicción y desesperanza ante la  falta de la irremplazable obra y junto a ella de una huella de la historia y nuestra identidad.

Durante la secuencia de guerras y conflictos bélicos hemos contemplado el expolio y destrucción de cuantiosas obras de gran valor artístico, social, identidad y fe. Pues bien, gracias a las nuevas tecnologías, como aliadas y compañeras de misión, a día de hoy podemos “clonar” obras facilitando en caso de perdida absoluta una replica reproducida a medida y a detalle exacto. Dicen que siempre hay un roto para un descosido, pues han dado con una solución precisa.

El ejemplo podemos verlo en la talla de el Cristo de la Buena Muerte, el cual ha sido sometido a un integro análisis en el que, los ingenieros informáticos en cuestión, están tomando imágenes, escaneando y digitalizando cada milímetro de la talla minuciosamente. A través de este proceso tan exhaustivo se obtiene una réplica digital exacta y precisa a todo color de la talla original.

Originando fotografías de 10 puntos por cada milímetro cuadrado y generando modelos con una precisión de 3 micras a partir de la talla, sin entrar en contacto con ella, consiguen preservar así su integridad.

En cuestión esta talla, es un replica de otro Cristo que se perdió durante la Guerra Civil Española. Ahora, gracias a las oportunidades que las nuevas tecnologías ofrecen, a través del proceso de escaneo y digitalización, trabajando cara a cara con diversas técnicas de restauración, si la adversidad provocara la pérdida de la talla actual, podría ser reproducida a medida y a detalle exacto, dando lugar a la creación de un facsimil que reproduzca todos sus detalles y virtudes, entre ellas las pequeñas huellas sufridas por el tiempo.

La tecnología y la restauración combatiendo ante la adversidad en busca del mayor alto grado de perfección e inmortalidad.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *