Woman Art House: Claude Cahun

by • 21 junio, 2019 • Woman Art HouseComments (0)816

En la década de los años treinta del siglo XX jugó con los géneros sexuales en autorretratos que la presentan como mujer, hombre, andrógino o inclasificable. Fue la primera fotógrafa en explorar la ambigüedad.

Poeta, ensayista, crítica literaria, novelista, surrealista, simbolista, traductora, comediante, fotógrafa y activista revolucionaria. Expuso con los surrealistas en Paris y Londres, publicó muchos ensayos y críticas en las revistas de París y creó un cuerpo formidable de excelente trabajo en fotografía y fotomontaje.

Esta semana hemos hablado de ella a través del hilo de Twitter de #womanarthouse, que podéis leer pinchando aquí.

Claude Cahun, cuyo verdadero nombre fue, Lucy Schwob, nació en Nantes en 1894, en el seno de una familia de intelectuales judíos de la alta burguesía. Su padre, Maurice Schwob era director del periódico “Le Phare de la Loire” y su tío Maurice, vinculado al simbolismo y amigo de Oscar Wilde, uno de los fundadores del “Mercure de France”.

Cursó estudios en Oxford entre 1907 y 1908 y posteriormente, en 1914, Filosofía y Letras en la Universidad de la Sorbonne, en París, ciudad en la que se instaló a partir de 1920.

París, convertido por aquel entonces en la capital cultural y artística del mundo, albergaba los movimientos vanguardistas, entre los que se encontraban las denominadas “Mujeres de la Rive Gauche”, artistas inglesas y estadounidenses expatriadas, huídas de la rigidez de sus respectivas sociedades en busca de espacios de libertad.

Mujeres, como las escritoras Colette, Gertrude SteinDjuna BarnesRenée Vivien, las fotógrafas Berenice Abbot y Gisele Freund, las pintoras Marie Laurencin y Romaine Brooks, las editoras y libreras Sylvia Beach y Adrienne Monnier, entre otras que junto a artistas masculinos como Marcel Duchamp, André Breton, Georges Bataille, Francis Picabía, etc. conformaron el círculo donde Claude Cahun se nutrió de lo más selecto de la intelectualidad del momento y donde igualmente dejó su impronta.

Los autorretratos de Cahun y su versatilidad en la vestimenta, requieren un reconocimiento a día de hoy entre las teorías y realidades del mundo Queer. Aquí reside la cuestión de porque el mundo del arte ha descuidado tanto su obra durante décadas. Parece ser que su trabajo tuvo que esperar a la última ola del feminismo y a una exhibición en el Museo Nacional de Mujeres en las Artes para salir de la oscuridad. Un lugar dominado en su mayoría por los hombres y reprimido sexualmente no pudo manejar el declarado travestismo de Cahun y la agitación de los roles de género tradicionales.

En 1922, Cahun se mudó a 70 Notre-Dame-des Champs Road, en el barrio de Montparnasse de París, con su amante, Suzanne Malherbe, “la otra yo”, a quien conocía desde la infancia y que compartía su vida íntimamente. Lucy y Suzanne, hermanastras y colaboradoras en arte, formaron, como Gertrude Stein y Alice B. Toklas o Marguerite Yourcenar y Grace Frick, una de las grandes parejas femeninas de la época. Muy atentas a la vida intelectual y artística de París, frecuentaban los ambientes del periodismo y el teatro, asociados con la Unión de Amigos de las Artes Esotéricas y el Teatro Esotérico.

A mediados de 1932, preocupada por la escritura desde una perspectiva decididamente revolucionaria, se unió a la Asociación de Escritores y Artistas Revolucionarios (AEAR), que se formó bajo la protección del partido comunista y la oposición de izquierda (trotskista). Los surrealistas (principalmente Andre Breton y Paul Eluard) se solidarizaron con la AEAR y con el Congreso de 1935 para la Defensa de la Cultura. Claude Cahun inició un borrador tentativo de un manifiesto, “La defensa de la cultura, último lugar donde se detiene el imperialismo.”

En 1938, Cahun y Malherbe abandonaron París y se mudaron a la Isla de Jersey, donde vivían en La Rocquaise o “la ferme sans nom” (la granja sin nombre). Desde allí, el contacto se mantuvo a través de la correspondencia con los surrealistas en París. Se adhirió, en el núcleo, a la Federación Internacional de Arte Revolucionario Independiente de 1938. A través de este grupo, Cahun y Suzanne utilizaron todos sus recursos y los medios de desviación y contra propaganda meditados en la época de Contre-Attaque.

Claude y Moore (Lucy y Suzanne) trabajaron juntas en el movimiento de resistencia durante la Segunda Guerra Mundial, utilizando el arte para inspirar el motín entre las tropas alemanas. Uno de sus métodos fue escribir cientos de tratados insurrectos, llamadas a la rebelión contra los líderes alemanes, en delicados trozos de papel de seda, luego arrugarlos y tirarlos a los coches de las fuerzas de ocupación o meterlos en los bolsillos de los soldados alemanes. Fueron arrestadas en 1944 por la Gestapo y condenadas a muerte. Durante su encarcelamiento (25 de julio de 1944 – 8 de mayo de 1945), su hogar, la ferme sans nom, fue objeto de varias búsquedas y saqueos. Una parte esencial de las obras fotográficas y los archivos de Cahun se perdieron irremediablemente. Claude y Suzanne apenas escaparon de la ejecución. Después de la liberación, Cahun planeaba regresar a París y su trabajo con los surrealistas allí, pero la enfermedad impidió este movimiento. Cahun vivió en “La ferme sans nom” hasta su muerte en 1954.

El trabajo de Cahun explora el interior y juega con la metamorfosis del yo. Su polimorfía andrógina y las trampas de ambos sexos, a veces de ambos dentro de una imagen, derriten los límites dibujados por la construcción de dos géneros opositores polares. En su imitación de todos los códigos de representación social, elude cualquier reclamación de una identidad “verdadera”, cuestionando el concepto de que existe una verdadera identidad. Para Cahun, no parece tanto un deseo de ser el otro género sino de disolver las fronteras. Al mezclar los polos opuestos los hace no opuestos.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *