¡Que le corten la cabeza!

by • 14 septiembre, 2021 • Exposiciones, MadridComments (0)455

Cuenta una antigua leyenda prehispánica, de la Península del Yucatán, que un ser con forma de caimán despedía de entre sus mandíbulas un incontrolable torrente de agua que terminó por anegar la superficie terrestre. Fueron los propios dioses quienes contuvieron el desastre decapitando al reptil para detener la inundación. Así es como el cuerpo de la criatura cae a la Tierra y da lugar al nacimiento de cuatro árboles situados en las esquinas de su organismo con el objetivo de sostener el cielo, dando origen al comienzo de un nuevo tiempo. Rescatado de uno de los tres códices mayas que se conservan en Europa, el mito del saurio advierte de manera poética nuestra propia realidad envuelta en una crisis sanitaria y ecológica.

Cortesía de Intersticio

Lorena Ancona (Quintana Roo, 1981) rescata esta narrativa a través de su muestra Decapitar al caimán en la galería Intersticio como pistoletazo de salida de la programación para la nueva temporada expositiva. Una propuesta que reúne obra de varios periodos de su carrera, la primera individual en Europa intrínseca a un tiempo nuevo en el que las cosas están cambiando, para funcionar de forma diferente, dejando un espacio a la posibilidad de plantear y replantear las verdades absolutas, que hasta hace poco dominaban nuestro imaginario colectivo. “Pensar en decapitar al caimán es como volver a empezar o volver a plantearnos ideas que a lo mejor no han funcionado o pensar que es un momento para tratar de hacer de nuevo y corregir cosas” dice la artista.

La ligereza con la que se distribuyen y presentan las obras acoge al espectador a realizar el recorrido por el espacio. Las tonalidades de cada pieza crean una armonía que, lejos de ser casual, se propicia por el tipo de materiales que Lorena usa, causa de una investigación que lleva realizando varios años con elementos locales de su tierra oriunda. Empieza el proceso en Oaxaca, un área donde se preservan las tradiciones, por lo que encarna una apertura cultural y antropológica que representa un periodo muy particular en su etapa de producción aunando varias facetas de su proceso artístico. “La mejor forma de darle crédito a lo tradicional o lo antiguo es reunirlo” mantiene, con un claro interés en rescatar el pasado planteándolo en el presente.

Unas sutiles pinceladas sobre la fachada prestan testimonio sobre el hilo conductor de su investigación además de mostrar la relación entre naturaleza y tecnología. El color usado para recubrir la cristalera es de los primeros pigmentos no naturales obtenido a través de un proceso de alquimia: el Azul Maya. Flotando en el espacio, los textiles se descuelgan con palo de Campeche, un pigmento muy preciado en Europa durante los tiempos coloniales. Plantea de nuevo ese renacer y florecer a partir de la figura del caimán, no como algo violento, sino poético, desde la muerte para volver a nacer. Por último, los monotipos que recubren parte de la pared son de producción exclusiva para la exposición en Intersticio, llenos de representaciones pictóricas que se mezclan y pasan a ser una apropiación de la iconografía de la artista como el reflejo de su personalidad y orígenes que representan su individualidad enmarcada en una tradición colectiva.

El hecho de que esta exposición se presente en Europa con pigmentos originarios de Mesoamérica, obtenidos a través de un mortero, aporta un sentido orgánico a su producción en varios planos conceptuales. Madrid es perfecta como emplazamiento ya que aún custodia el códice Maya desde el que surge el planteamiento del proyecto. Lorena arroja luz sobre esta leyenda con un discurso formado con luces postcoloniales y antropológicas. Sin embargo, Decapitar al Caimán arroja una estela de esperanza para la reconstrucción en la que nos encontramos inmersos.

Artista: Lorena Ancona
Fechas: Del 10 de Septiembre al 20 de Noviembre de 2021
Lugar: Intersticio, Madrid.

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *