Aurelio Ayela gana la convocatoria MUSTANG ICON

by • 9 mayo, 2018 • Elche, Escultura, PremiosComments (0)1058

El proyecto “Bebé Potemkin” del artista Aurelio Ayela. ha sido el ganador de  la convocatoria MUSTANG ICON y el Elche Parque empresarial disfrutará de la escultura del artista alicantino.

Aurelio Ayela Bebé Potemkin Maqueta

La convocatoria de escultura pública que Mustang lanzó el pasado mes de septiembre ya tiene un ganador. La propuesta del concurso consistía en la creación de un símbolo inspirador que diera la bienvenida a los visitantes de las instalaciones de MTNG EXPERIENCE en Torrellano. Han sido 90 los proyectos recibidos de Mustang ICON por ART Mustang, la sala de exposiciones de MTNG EXPERIENCE. El comité de selección ha estado formado por Héctor Diez Pérez. En representación del Excmo. Ayuntamiento de Elche. Juan Fuster Selva. Director de ART Mustang. Sergio Ros Vidal. Presidente de la Fundación Pascual Ros Aguilar. Alicia Ventura Bordes. Comisario independiente y gerente de Gestión arte ventura. Pedro Medina, director de IED Sapere (Italia, España y Brasil). Gema Llamazares. Directora de la galería Gema Llamazares Y José Juan Fructuoso. Arquitecto.

El comité ha seleccionado seis proyectos finalistas de entre todos los recibidos. Finalmente, la dirección de la empresa MTNG Experience ha sido la encargada de elegir el ganador entre los finalistas, teniendo en cuenta principalmente su valor irónico. Los seleccionados han sido: Aggtelek- YES SCULPTURE/ Angélica Monje- ANAMORPHIC GRADEN/ Aurelio Ayela- BEBÉ POTEMKIN/Miguel Bañuls- BOOMERANG/Zhang Zhaohong- RING/Nuria Fuster- PATH. El proyecto ganador finalmente ha sido “Bebé Potemkin”, del artista alicantino Aurelio Ayela.

Aurelio Ayela Mustang ICON

Ayela es un artista que afronta sus obras con un humor, sutil y profundo al mismo tiempo, contraponiendo conceptos encontrados. La escultura presenta la imagen insólita de un extraño titán, una forma entre bebé gigante y máquina acorazada que avanza gateando, el autor valora en la obra su capacidad para emanar poder y provocar respeto o admiración y al mismo tiempo su capacidad de suscitar simpatía o ternura desde la fragilidad y la gracia. El “Bebé Potemkin” (que adopta el nombre de la película del director ruso Serguéi Eisenstein, “El acorazado potemkin”) aúna movimiento, protección, vitalidad y energía, el gateo, como el primer andar, enlaza también con la idea de aprendizaje, evolución y con el trabajo en constante desarrollo en las empresas. Este bebe acorazado tendrá unos cinco metros de base por tres metros de altura y será construido en acero.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *